LA HEMEROTECA

El día que se estrenó "King Kong"

25.08.2015 | 04:20
El día que se estrenó "King Kong"
El día que se estrenó "King Kong"

Hay películas que a pesar del paso de los años siguen siendo recordadas por mil razones y han pasado a la historia del séptimo arte entre las más destacadas. Una de ellas podría ser "King Kong", la versión del año 1933 que fue dirigida por los estadounidenses Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack y con Fay Wray, Robert Armstrong y Bruce Cabot como protagonistas. Su estreno constituyó un éxito de taquilla y Terrassa no fue ajena a esta gran producción de aventuras. A nuestra ciudad llegó a mediados de enero de 1934 y se proyectó en un cine ya desaparecido, el Doré.

Kong es un gorila gigante que lo hallan en una isla perdida. Es capturado y llevado a una civilización que no es su mundo. Llega a Nueva York. Se enfurece, queda suelto por la ciudad, busca a Ann, la chica por la que siente atracción, y sube al Empire State Building, donde es atacado por aviones en una de las escenas que han pasado a la historia de la cinematografía.

Un convulso 1934
La película se estrenó el 2 de matzo de 1933 en el Radio City Music Hall de Nueva York y llegó a las pantallas barcelonesas el 20 de noviembre de 1933, en concreto en el Tívoli. Se estrenó en Terrassa el 20 de enero de 1934, días después de que justo al lado del cine se abriera el Bar Doré. Baltasar Ragón, en su libro del historial de ese año, nos dice que lo inauguraron los socios de La Nova Aliança de Cambrers.

En aquel año, en nuestra ciudad, Samuel Morera fue elegido alcalde en el mes de febrero. Terrassa vivía un 1934 de inquietud, con huelgas y atentados. "A un quart de cinc de la tarda esclata una bomba a l'entrada del domicili particular del senyor Joan Sanllehí, president dels industrials del gènere de punt". Es solo un ejemplo de los hechos que sucedieron a lo largo del año y que explica el mismo Baltasar Ragón, como lo hace del asesinato de un empresario acaecido el 19 de febrero: "A quarts de set del vespre, quan l'industrial en Francesc Massana es dirigia al seu domicili, al passar pel carrer de la Rutlla, cantonada al carrer del Vall, és vilment assassinat per un desconegut, el qual li disparà un tret per darrera". Este hecho impactó en la ciudad y al entierro asistió una multitud consternada. Pero desgraciadamente no fue el único asesinato de estas características.

"Estat Català"
El 16 de marzo, Terrassa quedaba casi a oscuras por una "vaga de llum i força" como señala Ragón. Al día siguiente quedaron paralizados los Ferrocarrils de Catalunya también debido a una huelga. Y en octubre hubo una huelga general hasta llegar a una fecha clave, el día 6 de aquel mes en que "al vespre, a dos quarts de nou, des del balcó de l'Ajuntament, l'alcalde en Samuel Morera, en nom de la majoria d'Esquerra Republicana -dice Baltasar Ragón- proclama l'Estat Català, hissant-se seguidament la bandera estrellada".

Hubo, sin embargo, otros momentos menos complicados. En abril se celebraba el certamen de "Miss Terrassa", que organizaba el Casino del Comerç, pero se produjo un hecho singular. El concurso "queda vacant per manca de concursants, no pas per manca de belleses", apunta Ragón. Y en septiembre se produjo otra noticia curiosa: "Es fa pública una nota en la qual es diu que durant set dies no ha ocurregut cap defunció a la ciutat amb tot i comptar amb un padró de 43 mil habitants".

La diversión del cine
En ese año, y en ese contexto, el cine constituía una de las diversiones de los terrassenses, y además 'in crescendo' porque en ese mismo 1933 empezaba a construirse el Cine Rambla que se inauguraría al año siguiente y que llegó a ser una de las salas más emblemáticas de la ciudad.

Cuando llegó "King Kong" a la pantalla egarense -"kinc Konc" según el anuncio publicado en la prensa local-, en el Teatre Alegria se ofrecía "Secretos", con Mary Pickford y Leslie Howard, mientras que en el Recreu se proyectaba "20 mil años en Sing Sing", film que protagonizaban Spencer Tracy y Bette Davis. Más que el argumento de la película, se destacaba en nuestra ciudad el aspecto técnico, el cómo se construyó ese King Kong. En el propio anuncio del film en la prensa terrassense, se hace notar ese aspecto: "Estrena del film més sensacional i espectacular. La més imponent fantasia realitzada fins avui per la mecánica i l'enginyeria", se decía.

"Fracàs espectacular"
En el periódico local L'Acció había una amplia crítica sobre esta película y particularmente sobre estos aspectos técnicos, y al crítico F. Llobet no le gustaron demasiado. Decía: "En el film 'King Kong', tot i reconèixer que hi ha moments on la técnica assoleix aspectes acceptables, cinematogràficament deixa molt de satisfer. La tècnica cinematogràfica ha salvat molts films basats en assumptes insubstancials. La decepció espectacular de 'King Kong' és una conseqüència de la idea absurda que l'inspira".

Podía tener razón F. Llobet argumentando que "la dona presonera en las mans del gorila sembla una nina. En la lluita final entre el gorila i els avions és on es posen més de relleu les falles de l'aplicació de la tècnica en la realització, doncs ni un sòl moment dóna la sensació de veracitat". Y concluía diciendo que "el fracàs espectacular de 'King Kong' i altres films fantàstics que l'han precedit, cal atribuir-lo als realitzadors, que s'han subjectat a un asumpte absurd i a vegades mancat de lògica racional". Afirmaba algo más que discutible: "amb el cinema sonor la imaginació és limitada. La paraula estreny considerablement el radi d'acció que el cinema silent concedia a la imaginació".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook