La diócesis de Terrassa, en el Encuentro de Jóvenes en Ávila

11.08.2015 | 04:20
Los peregrinos participaron en la Eucaristía frente a las murallas de la ciudad de Ávila.
Los peregrinos participaron en la Eucaristía frente a las murallas de la ciudad de Ávila.

Este domingo se puso fin al Encuentro Europeo de Jóvenes en Ávila y a una semana de peregrinaje para doscientos jóvenes de la diócesis de Terrassa. El acto celebrado en Castilla y León forma parte de la celebración del quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. Los jóvenes estuvieron acompañados por el obispo de la diócesis de Terrassa, Josep Àngel Saiz Meneses y el obispo auxiliar, Salvador Cristau Coll.

La delegación de Terrassa partió el domingo 2 de agosto y su primera parada fue en el Monasterio de San Pedro Regalado, en La Aguilera (Burgos). El obispo de Terrassa recibió, por su cumpleaños, una réplica del bastón que usaba Santa Teresa y presidió la celebración dominical de la Eucaristía. El lunes, visitaron la Catedral de Salamanca y recorrieron la primera etapa del camino, de Arapiles a Alba de Tormes. En llegar, se realizó una procesión de peregrinos con velas hasta el sepulcro de la santa.

El martes, la jornada empezó con una visita a Fontiveros, donde nació San Juan de la Cruz. Por la tarde, los jóvenes conocieron la vida de Santa Teresa de Jesús y emprendieron el camino hasta Tordillos. El miércoles, visitaron el Palomar de Santa Teresa y celebraron la Eucaristía en Cardeñosa. Los peregrinos recibieron una camiseta y una mayólica como recuerdo de la II Peregrinación diocesana. Por la tarde, la delegación llegó a la ciudad de Ávila para participaran en el Encuentro Europeo de Jóvenes.

Actividades diversas en Ávila
El jueves, los jóvenes de la diócesis de Terrassa participaron en las actividades del primer día del encuentro. Por la mañana, asistieron por grupos de edad a las diversas catequesis que impartieron los obispos en las parroquias de Ávila y a las 13 horas se celebró la Eucaristía. Los participantes comieron en las murallas y realizaron varios talleres de evangelización por la tarde. A las 19.30 horas, el obispo de Terrassa presidió la Eucaristía en la Basílica de San Vicente y a las 20 horas, los jóvenes del Secretariat Interdiocesà de Joventut de Catalunya i Balears vivieron una celebración de testimonios y oración en la explanada frente a la Basílica de la Encarnación con la presencia del obispo auxiliar, Salvador Cristau, y el obispo de Solsona, Xavier Novell.

El viernes, los jóvenes catalanes participaron en una celebración penitencial. El obispo realizó una catequesis en la parroquia de La Milagroso con numerosos grupos de España e Italia. Por la tarde, los jóvenes peregrinaron a los lugares centrales de la vida de la santa en la ciudad. El sábado, participaron en diversas catequesis y talleres, y el domingo tuvo lugar la clausura del Encuentro Europeo de Jóvenes con la celebración de la Eucaristía.

El obispo de la diócesis de Terrassa explicaba en un artículo publicado en Diari de Terrassa que el encuentro es "una experiencia de comunión con la Iglesia" que ayudaría a los jóvenes a "encontrar y a asumir su lugar en la comunidad eclesial". El obispo aseguraba que "no se puede seguir a Jesús en solitario" y valoraba el hecho de que los jóvenes pudiesen compartir unos días con miembros de otras ciudades y países. Por parte de la diócesis de Terrassa, han participado en la peregrinación jóvenes de las parroquias de Sant Pere Octavià de Sant Cugat del Vallès, Sant Cebrià de Valldoreix, Sant Joan Baptista de Mirasol, Sant Esperit, Sagrada Família y Sant Pau de Terrassa, Santa Maria de Rubí, Sant Feliu de Sabadell y Sant Quirze del Vallès. También había jóvenes de Sant Esteve de Granollers, Santa Maria de Cardedeu, Sant Esteve de Parets del Vallès y Santa Maria de Caldes de Montbui, además de seminaristas, religiosas, diáconos y presbíteros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook