Las donaciones de sangre bajan un 13% más de lo habitual

06.08.2015 | 04:20
El director del Banc de Sang en la Catalunya Central y el Vallès Occidental, Ramon Salinas.
El director del Banc de Sang en la Catalunya Central y el Vallès Occidental, Ramon Salinas.

Las donaciones de sangre bajan un 30% durante los meses de verano mientras se mantienen las necesidades en los hospitales. Este año, la ola de calor de las últimas semanas las ha hecho disminuir un trece por ciento adicional. Por eso, el Banc de Sang i Teixits ha iniciado la campaña "Este verano te mereces un monumento", con la que premiará a las personas que donen sangre de lunes a viernes entre las nueve de la mañana y las ocho de la tarde en Mútua de Terrassa. Los primeros doscientos donantes podrán visitar gratuitamente la Seu d'Ègara - Esglésies de Sant Pere como reconocimiento a su gesto solidario.

La campaña ha recorrido algunos espacios emblemáticos de Barcelona como La Pedrera y la Torre Agbar, y ahora llega a Terrassa. El director territorial del Banc de Sang i Teixits en la Catalunya Central y el Vallès Occidental, Ramon Salinas, aseguró ayer que las Esglésies de Sant Pere son un monumento relevante de Terrassa, por lo que esperan que la iniciativa atraiga a muchos donantes.

Salinas explicó que este verano están habiendo muchos menos donantes que en años anteriores. Durante el mes de julio de 2014, atendieron a cerca de mil personas mientras que este año, la cifra ha sido 800 usuarios. Los grupos más afectados por la caída son los negativos. "Si globalmente tenemos reservas de sangre para pasar el verano, de estos grupos vamos un poco faltos", manifestó el doctor.

El 85% de la población catalana es de grupo RH+ y sólo el 15% de RH-. "La sangre de los grupos negativos no sólo se gasta en relación con su porcentaje respecto a la población general sino que, además, la tenemos que usar para aquellos pacientes que no pueden recibir sangre de otro grupo en un momento determinado porque no sabemos exactamente qué grupo tienen", avisó Salinas.

El verano es una época en la que la rutina de los centros sanitarios y el número de operaciones programadas disminuyen un poco. Sin embargo, la mayoría de pacientes que llegan a los hospitales, provenientes de accidentes o otras cuestiones graves, suelen consumir mucha más sangre.

El objetivo de la campaña es que las personas que no han donado sangre a lo largo del año se acerquen a Mútua de Terrassa y se recuperen las reservas de los grupos negativos, teniendo en cuenta que en verano hay mucha menos gente que dona sangre ya que "no apetece salir de casa cuando hace calor y hay mucha gente que se va de vacaciones", declaró Salinas. El doctor añadió que, sabiendo esto, cada año empiezan la campaña de verano el mes de febrero y que ahora llevan a cabo la iniciativa "Este verano te mereces un monumento porque "si no espabilamos, no llegaremos en plenas condiciones al mes de septiembre", que es cuando empieza la actividad quirúrgica de los hospitales.

Campañas en toda Catalunya
Este verano también se han organizado campañas en todo el territorio catalán, en especial en la zona costera, para acercar la donación a los municipios donde la ciudadanía se desplaza por vacaciones. Además de los centros fijos de recogida en los principales hospitales, hay equipos móviles en diversos pueblos y ciudades de Catalunya. La relación de todos los municipios, la ubicación y el día en que están en funcionamiento se pueden consultar en la web donarsang.gencat.cat.

Hacen falta donaciones diarias para garantizar que los pacientes tengan la sangre necesaria para sus tratamientos y operaciones. De forma general, puede donar sangre cualquier persona que tenga buena salud, sea mayor de edad, pese 50 quilos o más y en caso de ser mujer, no esté embarazada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook