Cápsulas de verano

Los bilingües son más inteligentes

06.08.2015 | 17:08

El idioma que más se estudia en España es el inglés y el segundo, el francés

España es el tercer país europeo con menor tasa de adultos bilingües, según un estudio de Eurostat que revela que sólo el 51% de los adultos españoles admite conocer otra lengua, un 15% por debajo de la media europea. En cuanto al nivel de conocimiento, sólo el 40% de los españoles hablantes de inglés dice hacerlo a nivel medio. "Aunque en España sí que existe bilingüismo, pero por razones territoriales, con el uso de las lenguas cooficiales: el catalán, el gallego y el vasco", afirma Carlos Martínez, director de IMF Business School, quien asegura que el dominio de una segunda lengua aporta numerosas ventajas cognitivas que enriquecen y estimulan a los alumnos.

Hablar dos idiomas tiene profundos efectos beneficios en el cerebro. Por ejemplo, según un estudio de la Universidad de Northwestern Viorica Marian, las personas bilingües son más inteligentes porque tienen una mejor capacidad para entender las cosas. Investigadores de la revista "Science" han demostrado que la interferencia de idiomas obliga al cerebro a resolver un conflicto interno, dando a la mente un entrenamiento que fortalece sus músculos cognitivos. Además, una de las diferencias entre quienes hablan dos idiomas y quienes son monolingües es que los primeros cuentan con mayor capacidad para percibir cambios en el entorno.

Aprende un nuevo idioma cuanto antes
Si se tiene en cuenta la edad, un estudio realizado por los psicólogos Ellen Bialystok y Michelle Martin-Rhee entre niños preescolares bilingües y monolingües indicó que los pequeños que hablaban dos idiomas pueden ser más hábiles en la solución de problemas, que les hace más inteligentes, mejoran la concentración, la atención e incluso la memoria.

Según afirman investigadores del Instituto de Aprendizaje y Ciencias del Cerebro de la Universidad de Washington, el cerebro de un niño de cero a siete años se adapta fácilmente a cualquier innovación. A partir de los 18 años, el aprendizaje de un idioma se convierte en algo más académico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook