El "efecto metro" ha disparado la demanda en toda la línea S1

01.08.2015 | 04:20
El "efecto metro" ha disparado la demanda en toda la línea S1
El "efecto metro" ha disparado la demanda en toda la línea S1

La prolongación de Ferrocarrils de la Generalitat en Terrassa ha disparado la demanda en la ciudad y, contabilizado el primer día completo de la entrada en servicio, también ha repercutido en el resto de estaciones de la S1. Así lo confirma la compañía, que el miércoles comprobó como el conjunto de las estaciones del Metro del Vallès registraban un aumento medio de viajeros del 5 por ciento.
"Son muy buenas cifras -apunta el presidente de FGC Enric Ticó-. Aunque hay que tomarlas con cautela porque estamos en julio, la respuesta está siendo muy positiva".

Dos estaciones del recorrido entre Terrassa y Barcelona registraron el incremento más significativo. Los desplazamientos con origen y destino en Plaça Catalunya aumentaron el miércoles un 6 por ciento y la parada de Sarrià, la primera estación urbana en dirección Barcelona, registró un incremento del 8 por ciento.
"No ha pasado nada más que justifique esos aumentos, de manera que tenemos que atribuirlos a la entrada en servicio de la prolongación en Terrassa", explica Ticó. Ferrocarrils ha registrado durante el primer semestre de 2015 aumentos de demanda en torno al 7 por ciento, "de manera que el efecto Terrassa en el conjunto de las estaciones ha sido importante y se sitúa por encima del 5 por ciento, un muy buen dato".

Ferrocarrils hizo publicas ayer las cifras de la primera jornada del Metro de Terrassa en el tramo urbano. Desde las 4,17 de la madrugada, hora en que partió el primer tren de la estación de Nacions Unides, hasta las 10,01 de la noche, en que emprendió viaje el último convoy dirección Plaça Catalunya, subieron al tren en la ciudad 8.961 personas, lo que supone un incremento del 51,4 por ciento respecto al mismo miércoles del año pasado.

La mayoría de los pasajeros accedieron a la red ferroviaria en la estación de Rambla, concretamente 5.819 personas, 99 menos que en julio de 2014. El descenso es anecdótico respecto a las previsiones de FGC, que espera un 30 por ciento de caída de la demanda en el centro de la ciudad puesto que muchos pasajeros pueden ya utilizar estaciones más próximas a su domicilio, facultad o puesto de trabajo.
En Vallparadís Universitat subieron al tren 1.337 viajeros durante todo el miércoles, 762 en la Estació del Nord, donde FGC pedirá a la ATM que refuerce la publicidad, y 1.043 en la estación final de recorrido de Nacions Unides, en Can Roca.
Por lo que respecta a la estación de Les Fonts, el punto registró un incremento de un 9,5 por ciento de pasajeros, situándose en los 1.172 el primer día de servicio del Metro de Terrassa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook