Los distribuidores de billetes falso "importaban" de Italia 30.000 euros al mes

25.07.2015 | 04:20
Parte del material incautado por los Mossos d´Esquadra.
Parte del material incautado por los Mossos d´Esquadra.

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado un grupo criminal que introducía en Catalunya grandes cantidades de billetes falsos de 20 y 50 euros. La banda, que importaba de media 30.000 euros al mes procedentes de Italia, tenía su sede en Terrassa. En un comunicado enviado ayer, los agentes confirmaron que el pasado 28 de mayo se detuvieron a dos miembros de esta red constituida por una organización de origen nigeriana.

Según ha informado la policía catalana, los billetes "de altísima calidad", eran distribuidos a través de varios intermediarios que, posteriormente, los vendían a los pasadores finales, quienes se encargaban de colocarlos en los comercios mediante la realización de pequeñas compras. Esta técnica se denomina "método goteo".

La operación policial, bautizada con el nombre de Pandora, se inició a mediados de marzo de este 2015. Fue el detectarse un aumento de denuncias en las comarcas del área metropolitana relacionadas con billetes falsos de 20 euros que se iban introduciendo en el mercado mediante compras en los comercios.

Actuación en Francia
De forma paralela, a principios de mayo los investigadores tuvieron conocimiento que la Policía Judicial Francesa de Perpignan estaba realizando una investigación en la que se habían decomisado 27.000 euros falsos en billetes de 20. Fue en un autobús que venía de Roma y cuyo destino final era Barcelona.

El intercambio de información entre los cuerpos de policía permitió identificar a uno de los investigados, que residía en Terrassa. Posteriormente se pudo identificar a otro de los miembros de la organización, que realizaba las funciones de correo humano y que llevaba los billetes desde Italia hasta Terrassa. A través de esta pista los investigadores detectaron un viaje a Italia por parte de los dos miembros del clan delictivo para adquirir moneda falsificada y trasladarla a la comunidad catalana. Cuando el correo humano llegó a la capital condal los agentes vieron como se hacía entrega de un maletín a uno de los jefes de la organización. Ese fue el momento en el que decidieron intervenir y localizaron así 33.000 euros en billetes falsos de 20.

En total se han detenido a dos personas y se ha hecho una entrada y perquisición (investigación) en la ciudad terrassense, ordenado por el Juzgado de Instrucción número 4 de Terrassa. Los detenidos ya han ingresado en prisión pese a que la investigación aún sigue abierta.

Preocupantemente similar
En 2009 tuvo lugar un caso semejante cuando los Mossos, en una operación conjunta con la Policía Nacional, desarticularon una organización que introducía en España grandes cantidades de billetes falsos de 20 y 50 euros. Entre los 21 detenidos se encontraban tres cabecillas que importaban una media de 50.000 euros mensuales procedentes de Italia, que eran distribuidos por todo el país desde Catalunya. Precisamente la sede estaba en Sabadell. Según informó la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, por la alta calidad de las falsificaciones, éstas sólo se detectaban al llegar al circuito bancario. La primera fase de la operación se saldó con diversas detenciones en varias localidades de la provincia de Barcelona, concretamente tres mujeres en Caldes de Montbui con 7.250 euros falsos, dos hombres en Premià de Mar con 2.650, cuatro en Mataró con 1.750 y un hombre en Rubí con 34.600 euros falsificados.

Además, hace tan sólo siete días la Policía Nacional informó que un grupo delictivo dedicado, entre otras cosas, a la distribución de moneda falsificada, había conseguido introducir al menos 200.000 euros en billetes de 20 fundamentalmente por el método goteo. Los agentes consiguieron desarticular la banda en una operación en la que se arrestaron a diez personas en Almería y Murcia pero con los que no concluyó la investigación, pues ahora se está tratando de averiguar dónde y quién confeccionaba los billetes.

La falsificación es considerada uno de los delitos más peligrosos de su tipología a nivel europeo por su alta calidad y su gran volumen de comisos realizados no solo en el estado español sino en todo el territorio europeo. Su fabricación está vinculada especialmente a organizaciones criminales asentadas en el sur de Italia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook