Las medidas para reducir la contaminación fracasan

22.07.2015 | 18:40
El tráfico centra las medidas para reducir la contaminación
El tráfico centra las medidas para reducir la contaminación

El gobierno español ha recibido un nuevo toque de atención de la Comisión Europea debido a la contaminación en las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona. En las zonas del Vallès, el Baix Llobregat y Barcelona el requerimiento viene porque se superaron varias veces los umbrales permitidos de óxidos de nitrógeno entre el 2010 y el 2013 (ambos incluidos).
El ente europeo advierte por el exceso de polución a Terrassa, Sabadell, Badalona, Santa Coloma de Gramenet, l´Hospitalet de Llobregat y Barcelona. Por ello los concejales y técnicos de estos municipios con más de 100.000 habitantes -entre los que se encontraba el regidor de Territori i Sostenibilitat de Terrassa, Marc Armengol- se reunieron ayer con la directora general de Qualitat Ambiental de la Generalitat de Catalunya, Assumpta Farran, para abordar el problema de la contaminación, cumplir con el plan de calidad del aire y buscar soluciones, especialmente en materia de tráfico.

Cinco años de medidas escasas
Bruselas envió una carta el pasado 18 de junio al gobierno español alertando que considera insuficientes las medidas acordadas para prevenir la polución en el área de Barcelona así como en el Vallès y el Baix Llobregat. La misiva destaca que desde 2010 se ha rebasado el tope anual de los 40 microgramos por metro cúbico de óxidos de nitrógeno (NO2), el contaminante procedente principalmente del tráfico rodado en estas zonas. En este sentido, Farran admitió que "los ayuntamientos han sido urgidos por la UE para que den respuesta, ya que la directiva de calidad de aire deja claro que están obligados a ejecutar las medidas y aprobar los planes municipales correspondientes. Y no se ve que estén tomando estas medidas".
El informe también cuestiona la eficacia del plan de calidad del aire aprobado por el gobierno catalán el 23 de septiembre del 2014 para resolver esta situación, pues no se ha logrado reducir las concentraciones de NO2 por debajo de los niveles exigidos. Las estimaciones de la Generalitat preveían que, incluso incluyendo las medidas del plan, la polución superaría en el 2015 el tope anual de los 40 microgramos de NO2 (en las estaciones barcelonesas de Gràcia-Sant Gervasi y Eixample y en la Gran Via de Sabadell).

Cambios necesarios
Tras la reunión mantenida ayer con los representantes de los seis municipios, la directora general de Qualitat Ambiental de la Generalitat, Assumpta Farran, reveló que el Govern "hace tiempo que ha afrontado este tema", pues tiene creada una etiqueta verde que los conductores pueden pedir para identificar su vehículo como ecológico. Con ella pueden gozar de una serie de descuentos. En este sentido, Farran añadió que "queremos que los ayuntamientos puedan hacer lo mismo con su parque de vehículos".
El tráfico centra las medidas para mejorar la calidad del aire en el área metropolitana de Barcelona. Así, está previsto eliminar por completo los vehículos diesel aunque se hará muy progresivamente. Por otro lado, a partir del 15 de septiembre los vehículos eléctricos contarán con una bonificación del 100% en los peajes que dependen de la Generalitat. Y en los periodos de alta contaminación el transporte público en el área metropolitana costará la mitad o incluso podría ser gratuito en horas puntas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook