Marquès reclama que la Sindicatura sea remunerada

21.07.2015 | 04:20
Isabel Marquès, Síndica Municipal de Terrassa.
Isabel Marquès, Síndica Municipal de Terrassa.

El sindic/sindica de Greuges tiene carácter honorífico en Terrassa, donde la persona que ejerce la función de defensor del ciudadano cobra unos 500 euros al mes en concepto de dietas y trabaja una media de 8 horas diarias.
En su propuesta de nuevo reglamento de la Sindicatura, Isabel Marquès propone modificar ese aspecto del documento y que el Síndic de Greuges pase a ser un cargo remunerado en la ciudad. "En municipios como Barcelona o Sant Cugat los síndicos tienen un sueldo. Al margen de quien ocupe el cargo, este es un trabajo que exige mucha dedicación, una jornada completa, y que debería tener una retribución económica", comenta la defensora del ciudadano en Terrassa.

La propuesta de nuevo reglamento que la Síndica ha puesto sobre la mesa del gobierno municipal incluye también la petición, formulada por todos los Síndics, de adaptar las distintas regulaciones locales al anteproyecto de Llei de Governs Locals de Catalunya.

Vecinos y afectados
Según el texto, los síndicos municipales tienen como función "la protección y defensa de los derechos fundamentales y las libertades públicas de los vecinos en su relación con el Ayuntamiento y sus organismos", así como por los derechos y libertades quienes , no siendo residentes, "puedan resultar afectados por la actuación del Ayuntamiento".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook