CiU pide apoyo para que Prodis reciba la Creu de Sant Jordi

20.07.2015 | 18:50
La consellera Neus Munté durante una visita a las instalaciones de la Fundació Prodis.
La consellera Neus Munté durante una visita a las instalaciones de la Fundació Prodis.

El grupo municipal de Convergència i Unió presentará la próxima semana a la junta de portavoces una propuesta para pedir el apoyo del Ayuntamiento a la petición para el otorgamiento de la Creu de Sant Jordi a la Fundació Prodis. Los convergentes valoran el esfuerzo de esta entidad en su trabajo para ayudar a uno de los colectivos más desfavorecidos, el de los discapacitados intelectuales.

Prodis nació hace 55 años cuando un grupo de padres de personas con dicapacidad intelectual decidió actuar ante la exclusión de sus hijos. A lo largo de estos años, ha promovido la creación del Centre d'Educació Fàtima, una escuela adaptada, así como tallares ocupacionales, viviendas y recursos laborales para personas con enfermedades mentales a través de la Fàbrica Prodis, que actualmente da trabajo a 23 personas. Todas estas iniciativas han ayudado a normalizar la vida de las personas que sufren una discapacidad intelectual, parálisis cerebral o enfermedad mental.

Propuesta de la UGT
CiU también pedirá en el pleno de este mes el apoyo a la propuesta impulsada por la Unión General de Trabajadores de Catalunya (UGT), denominada "Garantia +55". Esta iniciativa consiste en una prestación para las personas mayores de 55 años que se encuentren en situación de desempleo, que tengan cotizados 15 años y que hayan agotado la ayuda por desempleo contributivo. La prestación económica tendría un valor igual al del actual Salario Mínimo Interprofesional (SMI). La propuesta también aboga por un SMI de mil euros que acerque al país a los estándares dictados por la Carta Social Europea.

La UGT también considera que se debe simplificar y racionalizar el actual sistema de prestaciones con la colaboración de la administración central y analizar la eficiencia de los programas de inserción laboral.

Con este plan, el sindicato persigue la voluntad de finalizar con la estigmatización de las personas mayores de 55 años y mejorar su empleabilidad.

El desempleo de la población activa mayor de 55 años es del 19,6% y las perspectivas de recuperación de una actividad laboral con garantías son escasas, argumentan los convergentes. En Terrassa, las personas que se encontraban en esta situación el pasado mes de mayo eran 4.606.

CiU explica que este colectivo es más vulnerable de caer en un desempleo de muy larga durabilidad y de dejar de cotizar a afectos de una posible pensión de jubilación, por eso pedirá el apoyo del pleno a la propuesta de la UGT.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook