Prodis y la Fundació Busquets siguen y cuidan los "arllibres"

17.07.2015 | 04:20
Acto de presentación de los "Arllibres" en la Biblioteca Central, el 17 de junio.
Acto de presentación de los "Arllibres" en la Biblioteca Central, el 17 de junio.

Desde el pasado 16 de junio, Terrassa cuenta con una red de troncos -procedentes de los árboles caídos en los últimos vendavales- que forman una red de intercambio de libros. Están ubicados en todas las bibliotecas de la ciudad, así como en el Parc de Sant Jordi; el café-bar de Amics de les Arts; el Passeig de les Lletres (ante la Biblioteca Central); la avenida de Francesc Macià (ante la bdt6), y el Passeig del Vapor Gran (ante el Qu4drant.o).

Esta iniciativa de Àgora Terrassa cuenta, desde esta semana, con la participación de la Associació Local d'Entitats per a la Inclusió Social (Alei), cuyos miembros realizarán el seguimiento de los "arllibres" instalados. Dos grupos de personas, liderados por integrantes del taller ocupacional de Prodis y el programa de atención a personas sin hogar de la Fundació Busquets, revisarán periódicamente el estado de los troncos y de los libros.

El grupo de Prodis lleva el nombre de Notaturis y pertenece al servicio ocupacional y de inserción de esta fundación. Lo forman "cinco personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental que han perdido el trabajo pero tienen inquietud para continuar activos, y esta posibilidad de hacer de voluntarios es una gran oportunidad que les hace mucha ilusión", señala Cristina Altaba.

Fichas y fotografías
En una primera fase, los miembros de Notaturis elaboran el sistema de seguimiento y contro de los libros de cada "arlibre", con fichas con el título, número, valoración del estado de conservación y fotografías, que compartirán en las redes sociales del proyecto. Este sistema ha de permitir potenciar el funcionamiento colaborativo de los "arllibres".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook