Un bus causa una gran mancha de aceite 

15.07.2015 | 04:20

Una avería en un autobús causó una gran mancha de aceite ayer al mediodía y obligó a la Policía Municipal a usar sepiolita para absorber el reguero, que discurría entre la calle de Menéndez y Pelayo y la rotonda del Doré. Al parecer, un motorista resbaló con la sustancia, pero no sufrió lesiones de gravedad. Otra mancha similar fue detectada por la tarde en la carretera de Matadepera. El lunes ocurrió otro tanto en la calle de Sant Marc, en Ca n'Aurell. El conductor del vehículo que tuvo el escape comunicó el vertido a la policía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook