Páginas especiales

El Gremio de Transportes: Profesionales a su servicio

12.07.2015 | 19:33
La actividad de los transportistas es de total garantía y resulta rápida e inmediata.
La actividad de los transportistas es de total garantía y resulta rápida e inmediata.

Veinte años de existencia tiene ya el Gremi de Transports i Logística de Catalunya, que representa y defiende los intereses de las empresas del sector. La actividad de los transportistas es de total garantía y resulta rápida e inmediata. Son sus grandes valores.

El Gremi de Transports i Logística de Catalunya, vinculado a la patronal catalana Cecot, es una asociación empresarial que ahora cumple veinte años y que fue creada para representar y defender los intereses de las empresas de transportes. Su propósito principal es   ofrecer un servicio innovador y de calidad, acorde con las necesidades profesionales de cada momento.
Reúne a más de trescientos asociados procedentes, fundamentalmente, de la comarca del Vallès, sobre todo Terrassa, y cuya dedicación mayoritaria es la del transporte por carretera. Pese a todos estos duros años de crisis económica, este gremio ha sido el que ha registrado menos bajas.
Josep Daví y Jesús Fluriach, presidente y vicepresidente, respectivamente, de esta entidad, destacan que "el gremio mantiene una posición respecto a sus asociados de reclamación en relación a los asuntos que nos atañen y de información. Y también una función de proporcionar a los agremiados todos los medios para el desarrollo de su profesión. Nuestra vinculación a la Cecot, que agrupa a muchos otros gremios, permite a los transportistas beneficiarse del caracter multidisciplinar de esta patronal".
Porque sean socios o no, "queremos que se acerquen y vengan a infomarse. Ir cada uno por su cuenta no es positivo. Hay que pensar y actuar en conjunto. Les pedimos que colaboren. No somos una gestoría. Porque nuestro gremio va más allá, tiene una función social y aglutinadora de la profesión".
El transporte es "el resultado de un trabajo. No es gratuito. Tiene su economía, comporta unos costes".    Unos costes en los que, de algún modo, coinciden el precio del combustible, los impuestos que gravan  la actividad de los transportistas (ver recuadro), las consecuencias de la competencia desleal o el dinero pendiente aún de retorno a causa del polémico céntimo sanitario ("el importe real de lo que tendrían que abonarnos por esta cuestión no tiene nada que ver con lo que se está empezando a retornar").
Esta situación ha propiciado la voluntad de la junta gremial de mostrar sus inquietudes profesionales y reclamar soluciones ante la Comisión Europea de Transportes, en Bruselas. "Por ahora, seguimos llevando a cabo unas intensas gestiones para lograr que Bruselas nos escuche. Mantenemos la voluntad de exponer nuestra siuación ante la comisión. Es cuestión de tiempo".

Formación permanente
El Gremi de Transports i Logística de Catalunya tiene entre sus prioridades la de velar por la formación permanente en el sector. En este sentido, se propone mantener una oferta de formación continuada, a través de conferencias y actos divulgativos, adaptada a las necesidades de los agremiados, así como impulsar la creación de fórums de discusión empresarial relacionadas con el mundo del transporte.
Una de las herramientas para garantizar este objetivo de formación, junto a otras prestaciones gremiales, viene de la mano de la página web del gremio (gremitlc.org), que se está actualizando para un mejor servicio a los socios y al público en general. La entidad quiere ser un agente social con capacidad e influencia en todos aquellos ámbitos que sean de interés para las empresas de transportes, y promover iniciativas que puedan impulsar la adecuación de la legislación.
No cabe duda de que el transporte desarrolla en la vida económica y social una función de primer nivel. El sistema de transportes, cada vez dotado de un mayor nivel tecnológico, se convierte en factor esencial para evaluar el grado de desarrollo de un país, porque su grado de eficiencia y de adecuación a las necesidades del mercado deviene imprescindible.
En este marco económico y estratégico, el Gremi de Transports i Logística de Catalunya constituye "una total garantía de profesionalidad y seriedad y de ofrecer un servicio lo más rápido posible".

Los problemas de las 44 toneladas                                                                 
Un asunto que preocupa al Gremi de Transports i Logística de Catalunya es un cambio que podría adquirir vigencia próximamente y que plantea una novedad normativa que aumentaría la masa máxima autorizada de un vehículo de transporte hasta 44 toneladas. En la actualidad, el máximo tipificado es de 40. Josep Daví y Jesús Fluriach creen que, de implantarse la norma de las 44 toneladas, los pofesionales experimentarían "un incremento de costes en consumo y mantenimiento del vehículo. Así, se nos exigirá una mayor infraestructura, que no pagará el cliente". Otra cuestión relevante para el sector guarda relación con la obligatoriedad de los peajes. "Nos han prohibido circular por la Nacional II, lo cual nos obliga a utilizar la AP7. Esto, unido a la imposición de varias tasas y a unas inspecciones muy estrictas que debemos pasar, lo que ha provocado es un encarecimiento del servicio. Pero luego no hay ningún beneficio que repercuta en la mejora de las infraestructuras que utilizamos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook