La Generalitat rehabilita las fachadas de Can Jofresa

13.07.2015 | 19:29
Las actuaciones de la calle de Montblanc buscan mejorar el aislamiento térmico.
Las actuaciones de la calle de Montblanc buscan mejorar el aislamiento térmico.

Ya están en marcha las obras de rehabilitación de las fachadas de las torres de Can Jofresa. En concreto, las de la calle de Montblanc número 5. Los trabajos, que empezaron el pasado martes 30 de junio, consisten en aislar las fachadas por inyección exterior de la torre 5, que consta de 60 viviendas.

El objetivo de esta obra es aislar todas las fachadas del edificio para conseguir una mejora térmica. Esto contribuye directamente en la factura de la calefacción, lo que significará un ahorro para los vecinos. El sistema que se utiliza para llevar a cabo los trabajos consiste en hacer un aislamiento del interior para las cámaras de las viviendas de todo el envolvente térmico. Este aislamiento se hace inyectando poliestireno dentro de la cámara de aire (de unos quince centímetros) de la pared mediana a través de unos orificios que se realizaran para ello.

Los técnicos encargados de las obras afirman que se actuará desde el exterior para evitar en la medida de lo posible las molestias a los vecinos. Otra de las partes positivas que se destaca es que para la ejecución de estos trabajos, que está previsto que duren seis meses -es decir, hasta principios de enero de 2016-, se han reservado dos puestos de trabajo para personas consideradas en riesgo de exclusión social.

La Generalitat de Catalunya apostó hace cuatro años por revisar a la baja el proyecto de rehabilitación de las fachadas de las torres de Can Jofresa y propuso que los vecinos colaborasen en el gasto. Tal y como afirmó el entonces secretario de vivienda de la Generalitat, Carles Sala, en la televisión municipal: "Creo que se debe cumplir el convenio, y este dice que a partir de 3 millones de euros, unos 900 mil por torre, todos los vecinos de Can Jofresa tienen que pagar. Por tanto, yo creo que es un tema que se debería hablar en los próximos meses con los vecinos".

El ente quiso estudiar un proyecto más económico e igual de eficiente en aislamiento térmico que permitiese rebajar los 12.000 euros iniciales que costaba cada vivienda. En ese momento ya se habían rehabilitado tres de los doce bloques del barrio con cinco capas que evitaban filtraciones y aislaban las viviendas del exterior.

El nuevo método es más barato, ya que se ha adjudicado a la empresa Construcciones Caler SAU por un importe de 381.328,49 euros (una cifra que habría crecido hasta los 720.000 euros por 60 viviendas con el presupuesto anterior). Además, este sistema debe permitir amortizar la obra en un periodo de entre 5 y 10 años y no en 36 como se preveía.

Una vez superados los tres millones de euros de inversión, la Generalitat dice que los vecinos tendrán que contribuir económicamente a la rehabilitación de sus viviendas, de titularidad privada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook