El dipositivo especial para niños sin recursos empezará el 27 de julio

13.07.2015 | 19:29
El Ayuntamiento ha reforzado el dispositivo especial durante el mes de agosto y hasta el inicio escolar.
El Ayuntamiento ha reforzado el dispositivo especial durante el mes de agosto y hasta el inicio escolar.

Finalizados los casales de verano tradicionales de julio, el Ayuntamiento activará el dispositivo especial de agosto y septiembre (hasta el inicio escolar) para los niños sin recursos. Este programa, como ya avanzó este diario, se pondrá en marcha el 27 de julio y hasta el 10 de septiembre, y presenta como novedad que incluirá la cena además del almuerzo. El servicio acogerá a 180 niños derivados de Servicios Sociales.

El nuevo plan amplia su cobertura a dos comidas por lo que también modifica el horario por lo que este será de una de la tarde a ocho de la noche. Los niños inscritos participarán en casales que llevarán a cabo los esplais La Fàbrica, Guadalhorce, Can Palet y Grup Colònies Ca N' Anglada. Los dos primeros ya habían colaborado con el Ayuntamiento en estos programas especiales mientras que los dos últimos se añaden este año.


Educación en valores
El Ayuntamiento valora de forma positiva la implicación de estas entidades, por el valor añadido que representa su conocimiento y experiencia en el trabajo con la infancia desde la educación en valores y porque facilitan la vinculación de los niños en la red social del territorio.

En paralelo al programa, los servicios sociales, en colaboración con Creu Roja, activarán de nuevo la tarjeta-monedero para 150 familias con niños en situación vulnerable. Mediante este programas, las familias disponen de unos vales que les permiten hacer la compra al tiempo que participan en acciones de formación en aspectos como son el aprovechamiento de la comida, la economía doméstica o la mejora de los hábitos alimentarios. Finalmente, el dispositivo de atención social a la infancia para el periodo de verano incluye también la dotación de becas para los casales convencionales, que son aquellos que se realizan el mes de julio, con la participación de 1.700 niños y jóvenes de la ciudad. De este número hay 510 que cuentan con una ayuda para participar en el programa y en 281 casos incluye el almuerzo. En total, el Ayuntamiento de Terrassa tiene previsto destinar este verano unos 230 mil euros a la atención social a niños en riesgo de exclusión social, entre los casales de agosto y las becas para los casales ordinarios de julio y el programa de tarjetas-monedero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook