El circo, apuesta de ciudad para Terrassa

09.07.2015 | 04:20
La asociación Tub d´Assaig 7.70 es una entidad referente en el mundo circense local y nacional.
La asociación Tub d´Assaig 7.70 es una entidad referente en el mundo circense local y nacional.

El Ayuntamiento de Terrassa quiere convertir la ciudad en un referente dentro del ámbito del circo. El consistorio está interesado en la promoción y fomento de actividades culturales y reafirma ahora su apuesta por un arte que cuenta con una gran presencia en el municipio y que incrementará su fuerza gracias al acuerdo al que ha llegado el Ayuntamiento con el colectivo circense Tub d'Assaig 7.70.

La asociación dedicada a la promoción del circo mediante la difusión, la exhibición y la formación se trasladará a principios de 2016 a la antigua fábrica AEG, donde ocupará un espacio de 1.656 metros cuadrados en planta baja y 426 metros cuadrados en planta sótano. Su actual sede, en la calle de Sant Leopold, dispone tan sólo de 200 metros cuadrados.

El Ayuntamiento apuesta de esta forma por una entidad referente en el mundo circense local y también el nacional, que concibe el circo como una herramienta de transformación social y cultural.
Las conversaciones entre las dos partes han durado varios meses con el fin de encontrar el espacio más adecuado. El presidente de la entidad beneficiaria, Albert Ubach, se mostró "muy contento" de que después de ocho años tengan un nuevo local donde desarrollar sus actividades.

El colectivo considera que el aumento de espacio les permitirá incrementar el impacto formativo, de exhibición y de difusión del circo y hacer crecer la creación artística de compañías locales y extranjeras. También quieren crear un espacio de interrelación multidisciplinar y ofrecer formación en otras artes escénicas y actividades físicocreativas. La voluntad es convertir la nave en una fábrica de creación con un gimnasio de 400 metros cuadrados, espacios de ideación de espectáculos y salas de puesta en escena.

El alcalde, Jordi Ballart, opina que este acuerdo es "una muestra muy importante del compromiso de la ciudad con la cultura, los artistas y los creadores". El primer edil quiere que el circo sea "un proyecto de ciudad". Además, el objetivo es que la antigua fábrica acoja más actividades culturales y que abra sus puertas al barrio. El consistorio está en contacto con otras entidades para que así sea.

230 mil euros
El Ayuntamiento, que cede temporalmente el uso del equipamiento, destinará 230 mil euros a adecuarlo. Llevará a cabo la limpieza interior, el saneamiento del espacio, la reparación de la estructura, la impermeabilización de la cubierta, la sustitución de las oberturas de las fachadas y la ejecución del pavimento interior; medidas necesarias para garantizar las condiciones básicas de seguridad y utilización del edificio. Una vez finalizadas estas tareas, se prevé que Tub d'Assaig 7.70 se haga cargo del resto de obras necesarias para el desarrollo de sus actividades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas