Una mañana para soñar despiertas

08.07.2015 | 04:20
Electrònica Tort fue el primer comercio que Lourdes Sallés y la pequeña Laura visitaron.
Electrònica Tort fue el primer comercio que Lourdes Sallés y la pequeña Laura visitaron.

Bien podía haber sido una fantasía, uno de esos sueños edulcorados de felicidad que el despertador o un inoportuno rayo de sol primerizo se encargan de romper sin preguntar siquiera. Pero en esta ocasión (y por fortuna para ella), Lourdes Sallés tenía los ojos bien abiertos y, mejor aún, el bolsillo muy lleno con los 6.000 euros que había ganado una semana antes en el sorteo de la campaña "Terrassa, una gran botiga", una iniciativa de Diari de Terrassa que ha llegado ya a la octava edición.

El objetivo era claro. Gastar todo ese dinero en sólo una mañana. Es el premio que esta vecina de Ca n'Aurell de 45 años obtuvo cuando el caprichoso azar eligió la papeleta con su nombre de entre más de 100 mil cupones.

Sallés llegó a Diari de Terrassa acompañada por su hija Laura, de diez años, poco después de las nueve de la mañana. La afortunada debía invertir los 6.000 euros del premio en un mínimo de diez establecimientos del total de 44 que en esta edición han tomado parte en la campaña. "Con mi familia hemos pensado en renovar los electrodomésticos", afirmaba justo al iniciar la ruta, para la que incluso contó con un coche, modelo Ford C-Max, ofrecido por gentileza de Covesa.

Sin más dilación, la premiada hizo un primer alto en el camino en Electrònica Tort, donde adquirió un televisor de 42 pulgadas, un robot limpiador y una cafetera automática. Unos minutos más tarde se dirigió a Electrodomèstics J. Pastor, una tienda de la que eligió una nevera, un microondas y un horno.

Durante las primeras horas del itinerario también hizo una parada en Casa Rex, donde Sallés aprovechó para renovar su menaje de cocina con nuevas ollas y sartenes.

Asumir como propio el duro trabajo de tener que gastar sin más remedio 6.000 euros también ofrece un sinfín de atractivas posibilidades tecnológicas. Lourdes las supo aprovechar, ya que de Aubets Informàtica eligió un ordenador portátil para la niña, Laura, un teléfono móvil para su pareja, Luis, una impresora, unos auriculares, además de una videoconsola para otro Luis, su hijo de siete años.

La protagonista también adquirió un par de gafas de sol en Opticalia, perfume en Perfumeria-Drogueria Gemma, además de pintura en Decasa I Decoración, la tienda donde había entregado el cupón que la convirtió en ganadora.

Asimismo, Sallés y su hija compraron en el Mercat de la Independència y el del Triomf, además de recibir un vale de 250 euros en gasolina por gentileza de Petro Valles. La campaña "Terrassa, una gran botiga" es una apuesta de Diari de Terrassa que busca promover el comercio de proximidad.

TIEMPO INVERTIDO

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook