LA CARTELERA DE LA SEMANA

Los Minions traen el caos

03.07.2015 | 13:56
"Los Minions" ya tienen película propia.
"Los Minions" ya tienen película propia.

"Los Minions"/ "Els Minions", de Pierre Coffin y Kyle Balda, es una divertida "precuela" de "Gru, mi villano favorito" que otorga todo el protagonismo a los Minions, esos minúsculos seres amarillos que siembran el caos y la anarquía por donde pasan. Cuenta con una espléndida animación, unos fondos de realismo casi fotográfico y un ritmo endiablado. Se diferencia del "Gru" original, entre otras cosas, en que carece de sentimentalismo (aquí no hay huerfanitas) y en que el guion está pensado para que los padres (y los abuelos jóvenes) se rían tanto como los niños aunque tal vez no siempre en las mismas secuencias. "Slapstick", surrealismo y humor negro se combinan en una historia que transcurre en buena parte en el Londres de los hippies y la psicodelia, aunque cuenta con un desternillante prólogo que se remonta a la Prehistoria e insinúa que los Minions fueron los responsables (involuntarios) de la extinción de los dinosaurios. Ya en el Londres de los 60, los protagonistas reciben el encargo de robar la corona de Isabel II, lo que da pie a numerosos gags a costa de la monarquía -para los ingleses meterse con la realeza no es traición sino tradición- y también a una parodia de las cintas de 007. No faltan los homenajes a The Beatles -no se pierdan el número musical que está después de los créditos finales- y otras referencias humorísticas a la época. Además, la "cañera" banda sonora contiene temas de The Rolling Stones, The Who, The Doors, Jimi Hendrix y los ya citados Beatles. Lo que sobra es el 3D. Dibujos animados. (Cinesa, 3D en catalán y castellano).

"Aprendiendo a conducir", de Isabel Coixet, es una inteligente película, aunque de apariencia ligera, con la que la directora, después de sus últimos tropiezos, regresa al tipo de cine que se le da mejor, a pesar de que en esta ocasión no se trata de un drama sino de una comedia. Los protagonistas son dos personas cuyas vidas se encuentran en un punto de inflexión. Ella acaba de divorciarse de un marido del que, ahora se da cuenta, dependía para todo. Él está a punto de casarse (por primera vez) a los 60 años y con una mujer a la que no conoce. El título hace referencia no sólo a las clases de conducción que el personaje de Ben Kingsley da al de Patricia Clarkson sino también a cómo los protagonistas aprenden a tomar las riendas de sus propias vidas.
Intérpretes: Patricia Clarkson, Ben Kingsley, Jake Weber, Sarita Choudhury, Grace Gummer, Daniela Lavender. (Catalunya VOSE y doblada y Cinesa).

"Profanación", de Mikkel Nørgaard, adapta la novela "Los chicos que cayeron en la trampa" de Jussi Adler-Olsen y es el segundo episodio de la trilogía cinematográfica "Los casos del Departamento Q". Se trata de uno de esos thrillers crudos y morbosos que desmienten el mito del "paraíso nórdico", en la línea de "Millennium". Gira en torno al asesinato de dos hermanos, en el que parecen estar implicadas personas muy poderosas. Su estilo es un tanto televisivo pero cuenta con una eficaz pareja protagonista, una atmósfera tensa y una intriga interesante. Ganó dos premios Robert (el Oscar danés). Lo curioso es que ha llegado a Terrassa antes que "Misericordia", que era la primera de la serie.
Intérpretes: Nikolaj Lie Kaas, Fares Fares -también en "El niño 44"-, Pilou Asbæk. (Cinesa).

"Asesinos inocentes", "opera prima" de Gonzalo Bendala, es una mezcla de thriller y comedia protagonizada por un estudiante contratado para matar a su profesor. Arranca bien pero se va estropeando a medida que avanza ya que el guion es increíble e incoherente, amén de incorporar a personajes "florero" que sólo están de adorno. El (televisivo) reparto también es irregular y los actores buenos están bastante desaprovechados. Lo mejor acaba siendo la banda sonora.
Intérpretes: Maxi Iglesias, Aura Garrido, Luis Fernández, Miguel Angel Solá, Manolo Solo, Vicente Romero, Carlos Álvarez-Nóvoa. (Cinesa).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook