--
EDITORIAL

Violencia

21.06.2019 | 04:00

Todavía hay formaciones políticas que entienden que la violencia machista hay que tratarla como un elemento de lo que denominan "violencia intrafamiliar", llevando el negacionismo a extremos patéticos. La violencia contra la mujer por el hecho de serlo no entiende de edades, de clases sociales, de razas ni de formación. Está ahí escondida, esperando a dar el zarpazo en cualquier momento. Los criminales suelen ser de aquellos de "siempre saludaba". Estamos obligados a luchar contra la violencia porque en ello nos va nuestra credibilidad como sociedad. Descanse en paz Mònica y todo el peso de la justicia contra su asesino.