Ordenanzas

12.10.2018 | 04:00
Ordenanzas

EDITORIAL

Hoy publicamos las lineas genéricas que definen la propuesta de ordenanzas que el equipo de gobierno presentará a los partidos de la oposición para su aprobación. Las ordenanzas no son otra cosa que los impuestos a los que el Ayuntamiento somete a la ciudadanía y junto a los presupuestos son las acciones de mayor contenido político de un gobierno. Ordenanzas y presupuestos marcan la presión fiscal que se ejercerá sobre la ciudadanía y en qué impuestos pondrá el acento el equipo de gobierno y las prioridades que se marcan para gastar ese dinero.

En esta ocasión, tal como manifestó públicamente Terrassa en Comú la semana pasada, uno de los grandes temas de discusión será el del aumento del seis por ciento en el recibo de la tasa de basuras. Se trata de un ámbito complejo y sensible que se ha convertido en el caballo de batalla de la oposición contra el equipo de gobierno. Un seis por ciento es un aumento sensible, aunque ya se advierte de que será insuficiente para afrontar no sólo las inversiones que se deberán llevar a cabo el año que viene en torno a la recogida y gestión de los residuos, sino también al sobrecoste que implica el tratamiento del resto en el CTV de Coll Cardús, al superar ampliamente el mínimo exigido por la Generalitat. Recordemos que deberíamos seleccionar en torno al 60 por ciento de nuestra basura en casa y sólo seleccionamos un 36 por ciento aproximadamente.

Por otra parte, no dejará de tener su polémica el aumento del tipo impositivo de la plusvalía y no se hará esperar la reacción de la Cambra de la Propietat Urbana de Terrassa. La normativa impondrá que no se pueda cobrar ese impuesto si no se ha producido ganancia en la transacción. Nos podemos encontrar con que el Ayuntamiento no recaudará menos y habrá aumentado el tipo. Se decide el aumento para evitar el descenso de los ingresos si se impone la modificación, pero habría que analizar si el mercado está ahora como para que se produzcan muchas plusvalías negativas, además de lo que pueda afectar la revisión catastral, si es que afecta.

Al impuesto que sí puede afectar la revisión del catastro es al IBI. La propuesta es la congelación del tributo, pero eso no será así en todos los casos puesto que a quienes la revisión haya afectado a la alza, verán como el recibo del IBI también aumenta. También subirá lo que se cobra a los vados y a las construcciones, que completan los principales focos de atención de la propuesta del equipo de gobierno para este año. a ver qué dice la oposición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook