Datos

06.04.2018 | 04:21
Datos

La encuesta de la diputación sobre el comercio en Terrassa es francamente interesante. Desvela una realidad que incluso podría calificarse de optimista en el sentido de la confianza de los terrassenses en nuestro comercio. Se diría incluso que resulta esperanzadora, no sólo en cuanto a los altos niveles de permanencia de los consumidores terrassenses en la ciudad, sino en la valoración que hacen del comercio local, por encima del siete en el centro y algo más discreta en los barrios. Se valora, especialmente, el horario, la profesionalidad de los comerciantes, la calidad de la oferta y la presencia de hostelería en los entornos comerciales.

La encuesta habla de la gran área comercial del centro de la ciudad, que funciona como una gran galería comercial y de los ejes comerciales de los barrios. Terrassa, efectivamente, ha consolidado, tanto su gran centro comercial, como los ejes de los barrios que poco a poco han configurado una oferta más o menos estable y que responde a las necesidades de la ciudadanía. Se trata de un informe sobre hábitos de consumo, por lo tanto, no se valoran perspectivas de futuro ni modelos comerciales de ciudad, algo que sería un interesante objeto de estudio. El modelo de ciudad respecto al comercio está por definir o ya lo hemos definido por generación espontánea. La encuesta tiene un apartado dedicado a los hábitos de compra por internet de los terrassenses. Los datos son reveladores sobre las tendencias que se perciben en general. Aunque las compras on line son todavía minoritarias, es cierto que están encontrando un lugar en los hogares y el comercio por internet se está convirtiendo en la gran amenaza del comercio tradicional.

Por el momento, los principales sectores que han acaparado la atención de los terrassenses son el ocio, los viajes, la moda y la electrónica. En algunos de ellos ya se alcanza el cincuenta por ciento de las operaciones de compra de los hogares: ocio, entradas, libros, música y juguetes serían los principales, pero ya le siguen la moda, el calzado deportivo, los complementos y la tecnología. Y atención, que el 37,7 por ciento de los terrassenses ha reconocido que en el último año ha realizado alguna compra por internet.

Si bien las cifras no pueden considerarse en cuanto a volumen todavía como alarmantes, si que debemos tener en cuenta la tendencia al alza. Cómo reaccionar ante esta nueva realidad es el gran reto del comercio tradicional para sobrevivir a lo que se avecina a través de la red.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook