Renta

05.04.2018 | 04:21
Renta

Hoy se inicia oficialmente la campaña de la declaración de la renta. Se trata de la campaña más tecnológicamente avanzada, con la inclusión de importantes novedades de entre las que destacan una aplicación de telefonía móvil a través de la cual se pueden recibir notificaciones de la Agencia Tributaria e incluso aceptar el borrador que proporciona Hacienda si no se tienen que realizar modificaciones. No cabe duda de que la Agencia Tributaria se esfuerza por modernizar y facilitar cada año la forma y las herramientas necesarias para realizar la declaración y de la misma forma intenta mejorar la lucha contra el fraude.

Además de su acerbo modernizador, de entre los más avanzados del mundo, sería bueno que la Agencia Tributaria intentase convencernos de que el acto de la declaración no es un ataque nuestros bolsillos, sino un acto necesario con el que la ciudadanía participa en el mantenimiento del Estado y por extensión de los servicios que éste nos presta. Nuestra actitud para con la declaración de la renta no e, por ejemplo, como en los países nórdicos, en los que la mayoría de las personas asume su contribución personal como algo más que una obligación, como un acto de civismo que al mismo tiempo habilita al ciudadano a ser exigente con el Estado. En España, por contra, es un hecho, la picaresca, la economía sumergida se ha convertido en una parte importante del sistema. Es cierto que la lucha contra el fraude se hace cada vez más eficaz, pero si es cierto que el veinte por ciento de nuestra economía todavía está sumergida, queda mucho trabajo por realizar, tanto de concienciación como de lucha contra el fraude. La eterna excusa de la corrupción es siempre un buen refugio que sólo busca la autojustificación.

Este año, la campaña de la renta coincide con la presentación de los presupuestos generales del Estado. Se trata de una fecha poco habitual, que se da como consecuencia de la falta de apoyos del partido del Gobierno para su aprobación. Esos presupuestos se confeccionan, entre otros, con los ingresos de nuestra declaración de la renta, estemos o no estemos de acuerdo con ellos. Rajoy lo tenía todo atado hasta que la aplicación del artículo 155 en Catalunya echó para atrás al PNV, un partido, que por otra parte, está deseando aprobarlos al ver considerablemente mejorada su relación fiscal con España. A ver qué as se saca de la manga esta vez Mariano Rajoy para aprobarlos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook