Reinventarse

08.03.2018 | 04:21
Reinventarse

El círculo terrassense de Podemos quiere reconstituirse en Terrassa. Imbricado en la confluencia que tomo la forma de Terrassa en Comú, Podemos en Terrassa no ha tenido hasta ahora el protagonismo que se podía esperar. El auge de los denominados "comunes" que capitanea Ada Colau ha capitalizado buena parte del tirón de las diversas formaciones que componen esa confluencia. De hecho, Podemos no sólo se está reconstruyendo en Terrassa, Xavier Domènec quiere refundar Podem después de la ruptura generada por Dante Fachín y sus seguidores con el proceso independentista de telón de fondo, que también afectó al círculo terrassense. Domènec pretende revitalizar Podem mediante una lista transversal en la que tengan cabida todas las sensibilidades de la formación. La vieja atomización de la izquierda que debe siempre buscar espacios de encuentro.

Es cierto, Podemos en Terrassa no ha tenido presencia o no toda la que cabía esperar de una formación al alza, incluso sus inicios estuvieron rodeados de cierta polémica interna. La calidad democrática está también en la pluralidad y, por tanto, es bueno que las formaciones políticas, sea cual sea su capacidad de movilización encuentren su sitio.

Democracia 

Sobre calidad democrática hubo un interesante debate el lunes en Terrassa. Interesante por cuanto, en general, pensamos que la democracia es únicamente votar y el concepto encierra un significado que va mucho más allá del simple acto de introducir un voto en una urna cada cuatro años. La participación, la desigualdad, el diálogo, las minorías, los recortes, los derechos, la "cacofonía social" de la que hablaba uno de los ponentes. Estos y muchos otros conceptos de los que se hablaron en el debate son elementos que influyen positiva o negativamente en la calidad de nuestra democracia. Seguramente es difícil establecer un termómetro con el que medir la democracia en las sociedades. Los parámetros clásicos que determinan la calidad de esa democracia quizás sean fácilmente acreditables, pero, sin duda, lo que protege la democracia es la implicación del ciudadano y es verdad estamos muy alejados de esa implicación imprescindible si para nosotros la democracia es sólo votar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook