Criterios

10.11.2017 | 04:21

Si se confirma la veracidad de los rumores que dicen que los miembros del Govern que están presos en Madrid recobrarán la libertad próximamente y sin entrar en valoraciones sobre la calidad de la democracia española, se pondrá de manifiesto una diferencia de criterio ciertamente preocupante. Se comenta en los medios cercanos a la alta judicatura del Estado que es más que probable que la causa que ha llevado a los miembros del Govern a la cárcel de Estremera en Madrid puede acabar en el Tribunal Supremo. Recordemos que hoy, los miembros de la mesa del Parlament declararán ante el Supremo y que la misma diferencia de criterio de la que se habla ahora permitió que las defensas dispusieran de una semana más para preparar su estrategia y estudiar la querella que dio pie al procedimiento. Con toda la causa contra el independentismo en el Supremo se dice que es probable que se estime la posibilidad de la excarcelación de los presos al existir en el alto tribunal un criterio de aplicación más laxo en torno a la prisión preventiva.

Cómo se podrá justificar entonces las semanas que el vicepresidente Junqueras y el resto de miembros de su Govern habrán pasado en prisión por el estricto criterio de la jueza Carmen Lamela. Es decir, el mismo sistema judicial, con las mismas normas que fuerza el ingreso en prisión de una persona, puede rebocarlo. Pero lo realmente interesante de comprobar es si la fiscalía interesará el ingreso en prisión o por contra sólo propondrá la adopción de medidas cautelares menos gravosas como la fianza o el control periódico en los juzgados. La piedra de toque la tendremos hoy, cuál será la actitud en el Supremo, tanto de la fiscalía como del juez que instruye el caso. Buena parte de la suerte que correrán en las próximas semanas los presos catalanes se podrá deducir de esas actitudes.

Si curioso resulta la diferencia de criterios que pueda haber entre los tribunales con respecto a la prisión preventiva, más sorprendente puede causar un cambio en las directrices de la fiscalía. En las decisiones judiciales existen un considerable margen en torno a la interpretación de las leyes, pero la fiscalía es un estamento jerarquizado que sigue las indicaciones de la escala de mando. La división de poderes garantiza la independencia judicial, pero el fiscal general del estado está designado por los gobiernos y ese matiz más político del cargo es ciertamente importante.

La encarcelación del Govern fue un gravísimo error.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook