Cambio

23.06.2017 | 04:21

Acaba el curso y es hora de balance. Se da la circunstancia de que el examen al año lectivo viene habitualmente acompañado de las previsiones para el próximo, especialmente en lo que a reivindicaciones de la comunidad educativa se refiere. Este año se ha notado un cambio de tendencia, especialmente entre los docentes. El factor que permite mirar al próximo curso con optimismo es la promesa de contratación de 5.500 nuevos profesores para la escuela pública. Se trata de recursos suficientes, sino para alcanzar las condiciones que existían antes de 2008, sí para aligerar notablemente la presión a la que la crisis económica ha sometido a los equipos docentes de los centros escolares. No parece que vaya a ocurrir lo mismo en la escuela concertada por lo que no se prevén cambios en ese sentido en el otro lado de nuestro mapa educativo.

La incorporación de nuevo profesorado servirá para reforzar los planes en torno a la diversidad y también en lo que a la escuela inclusiva se refiere. Este es un aspecto del que poco se habla y que lo ha puesto sobre la mesa una de las directoras consultadas en nuestra edición de hoy. Las estructuras de los centros escolares en torno a la inmigración están asentadas y también es cierto que ya no se registran las cifras de los años de bonanza económica. La inclusión en las aulas de alumnos con necesidades especiales precisa también de una atención especial por parte de los centros y quizás sea un aspecto de la educación que necesite de una mayor atención por parte de las autoridades educativas.

Si persiste reivindicación, se refiere, obviamente a los centros escolares proyectados, cuya construcción sigue su lento proceso y el serio problema que se da en la ciudad de segregación, que provoca disfunciones de cierta importancia en las matrículas. Para el curso que viene está previsto que esté listo el estudio que sobre este asunto estaba realizando la Diputación de Barcelona y que vendrá a dar luz a la organización del mapa escolar de la ciudad. O al menos, para eso se encargó.

Por lo demás, el curso acaba sin problemas con la nueva concesionaria de los comedores, cuestión que provocó críticas y una cierta prevención a principio de curso. En ese ámbito, se ha ampliado también el número de becados en los comedores, gracias en parte a las ayudas a las que se comprometió la nueva concesionaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook