Distancia

20.12.2016 | 04:20

Hay varios asuntos que distancian en estos momento al PSC de Terrassa de los partidos cercanos ideológicamente, como los definía el sábado el alcalde Jordi Ballart en la entrevista que publicamos en este diario. Uno de ellos es, sin duda, el pacto con el Partit Demòcrata de Catalunya, en otro tiempo Convergència. Ese acuerdo echa para atrás especialmente a Terrassa en Comú, que ya anunció en su oferta de pacto al PSC que para su materialización sería condición indispensable la salida del gobierno de la ciudad del grupo municipal de Convergència i Unió (deberían plantearse ya lo del cambio de nombre, porque ni existe la coalición ni los partidos que la componían).

El otro gran tema es el del proceso de independencia, que deja inicialmente fuera de toda posibilidad a Esquerra Republicana. Las coincidencias en cuanto a la aplicación de políticas concretas e incluso ideológicas, sitúan en Terrassa a ERC más cerca del PSC de lo que pueda estar el pacto entre la propia Esquerra Republicana y Partit Demòcrata en el Govern de la Generalitat. De hecho, ERC ya estuvo gobernando con buen entendimiento junto al PSC e Iniciativa per Catalunya en la ciudad entre 2007 y 2011. La falta de coincidencia en lo que territorio y soberanía se refiere hace difícilmente viable un acuerdo entre PSC y ERC. las claves hay que buscarlas, por tanto, fuera de Terrassa. En cualquier caso, ha habido, seguramente obligados por las circunstancias, más encuentros que desencuentros en el último año y medio para sacar adelante medidas de gobierno de cierto calado.

El alcalde fue claro: abre la puerta a cualquier partido de izquierda que quiera comprometerse en el gobierno de la ciudad, pero no romperá el pacto con el Partit Demòcrata. Por tanto, no parece que haya nada que indique que se vaya a producir algún hecho en breve que cambie las circunstancias lo suficiente como para que ese acuerdo se produzca. Al portavoz de Esquerra, Isaac Albert, le gusta insistir en que el mandato no acabará como empezó. Su premonición quizás tenga que ver, precisamente, con lo que pueda ocurrir durante 2017, un año decisivo en el proceso de independencia de Catalunya.

En cualquier caso, también es cierto que todavía no se ha dicho la última palabra. El PSC somete a sus órganos de gobierno la propuesta de TeC hoy mismo y las conversaciones no han acabado todavía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Lo último Lo más leído Lo más votado