Decisiones

15.09.2016 | 04:20

Parece que la solución al dilema de dónde irá a parar nuestra basura está algo más cerca, pero después de tantos años, todavía no se ha llegado a una definición concreta y específica sobre la arquitectura de la gestión integral de los residuos en la comarca. Se está negociando con el Bages la posibilidad de compartir servicios. La situación es, para resumirlo mucho, que la comarca vecina tiene un vertedero que funciona bien, pero no tienen CTR. En el Vallès ocurre lo contrario, el vertedero de Collcardús debe reducir su actividad porque está llegando al límite de su capacidad y hay que buscar una alternativa, pero dispone de un CTR que podría asumir mucha más capacidad. Así las cosas, lo que parece más lógico es buscar un entendimiento entre las dos comarcas para compartir servicios.

Si el cincuenta por ciento de la solución de los problemas del Vallès está en el Bages y viceversa y la distancia que separa la solución para ambas partes es de escasamente veinte kilómetros, qué necesidad hay de que los municipios del Vallès deban ir a Tarragona a llevar sus residuos. Pues bien, esa es muy a grandes rasgos la situación y parece que esté costando llegar a acuerdos. No parece que sea muy difícil concluir la necesidad de una entente, pero a veces razones tiene la política que a nuestra razón escapan.

Lo cierto es que parece ser que la comarca del Bages quiere ser autosuficiente y disponer de su CTR para no depender de terceros y que la Generalitat, en su momento, tomó compromisos que ahora no puede y probablemente no deba cumplir ante un caso claro de necesidad de optimizar los recursos públicos, aunque sea a nivel intercomarcal. Las razones económicas también pueden estar jugando un papel importante.

El vertido de las basuras que se reciclan en el CTR está sujeto a un canon de la Generalitat. El objetivo es que al CTR llegue el mínimo posible, es decir, que la selección en las ciudades sea muy rigurosa para reducir el residuo final, el que no se puede reciclar y debe llevarse a un vertedero o a una incineradora (solución que no gusta, pero que es la más barata y la más práctica). Si un territorio utiliza el vertedero sin pasar por un CTR, cada tonelada de basura que no está sujeta a una última selección debe estar grabada con un canon mucho más elevado. Pero claro, aplicar ese extremo a rajatabla es políticamente impopular y no está hoy el panorama como para ir arriesgando votos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook