Crecimiento constante

03.05.2019 | 04:00

Cirsa Gaming Corporation, la primera compañía del sector del juego en España y que desde hace un año está en manos del fondo estadounidense Blackstone, alcanzó en el 2018 un beneficio operativo de 368,8 millones de euros, el 5,1% más que en el 2017. La compañía ha crecido ininterrumpidamente durante 50 trimestres. Los ingresos de explotación avanzaron en el 2018 el 5,2%, hasta los 1.469 millones de euros. La empresa culminó el año con un crecimiento orgánico claro en todos los subsectores en los que opera. Cirsa también completó algunas adquisiciones, como el Casino Jaragua en República Dominicana o el Le Mirage de Agadir (Marruecos).