El IPC sube tres décimas en Catalunya y eleva la tasa interanual al 1,1%

14.03.2019 | 04:00

El Índice de Precios del Consumo (IPC) en Catalunya subió tres décimas en febrero respecto a enero, y la tasa interanual escaló una décima, hasta el 1,1%, según datos hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el conjunto de España, la inflación subió un 0,2% en febrero en relación al mes anterior y elevó su tasa interanual una décima, hasta el 1,1%. Catalunya es la quinta comunidad con una tasa interanual más alta (1,1%), empatada con Asturias, Cantabria y La Rioja, mientras que Navarra lidera el ranking (1,6%) y Melilla lo cierra (-0,5%).

La aceleración de una décima de la inflación anual en España se debe a la subida de los carburantes en el último año, frente al descenso registrado un año antes, lo que encareció un 1,8 % el transporte. También contribuyeron a elevar la inflación los alimentos y bebidas no alcohólicas, que aumentaron su variación anual en cinco décimas, hasta el 1,4%, debido en mayor medida al encarecimiento de las legumbres y hortalizas, aunque también bajaron el pescado y el marisco. Excluyendo la energía y los alimentos frescos (tradicionalmente los bienes y servicios de consumo adquiridos por los hogares españoles más volátiles de todos los que se usan para conocer la evolución de los precios), se observa que la inflación subyacente quedó en el 0,7%. Se trata de la inflación subyacente más baja desde mediados de 2016 y es cuatro décimas inferior a la tasa general del IPC, muy lejos de la tasa "saludable" y "deseable" del 2% que reflejaría un crecimiento económico robusto desligado de las variables más volátiles, según el profesor de Economía de Esade Juan Ignacio Sanz.

El alza de tipos, más lejos
"La inflación subyacente está al ralentí" y es reflejo de lo que está ocurriendo, según Sanz, en Europa, lo que justifica que la previsión de subida de tipos se esté alejando en el tiempo. Sólo en febrero el IPC subió el 0,2 %, una décima más que en febrero de 2018, y después de que en enero cayeran un 1,3 % en gran parte debido a las rebajas.

Tanto la variación mensual como anual del indicador adelantado del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) (que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona euro) coinciden con los valores facilitados por el INE.

Pimec valoró ayer de "forma positiva" la moderación de la inflación pese a que sea consecuencia de la evolución de variables sobre las que se tiene poca incidencia, como son los precios de los carburantes y combustibles, según un comunicado. Así fue la reacción de la patronal de las pymes catalanas tras saberse que el IPC en Catalunya subió tres décimas en febrero respecto a enero, a la vez que la tasa interanual escaló una décima, hasta el 1,1%. Pimec aseguró que la moderación de los precios experimentada tanto en Catalunya como en toda España está directamente relacionada con los precios de los productos energéticos, gasolinas y electricidad.

Los sindicatos CCOO, UGT y USO reclamaron ayer subidas salariales que estén claramente por encima del 2% y permitan así recuperar algo de poder adquisitivo, teniendo en cuenta que la inflación en febrero interrumpió su senda bajista, al avanzar una décima en España y situarse en el 1,1% interanual. Mari Cruz Vicente, secretaria de Acción Sindical de CCOO, apuntó que en febrero los salarios se incrementaron un 2,23% de media, lo que mejora el poder adquisitivo y contribuye a que "España sea el país con mayor dinamismo económico en la zona euro".

Incremento medio
Sin embargo, en declaraciones a la prensa lamentó que el incremento salarial medio a nivel empresarial esté siendo del 1,4%, para unos 450.000 empleados, lo que es "ostentosamente" inferior a los aumentos pactados en el ámbito sectorial, que alcanzan una media del 2,27%, para más de seis millones de trabajadores en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook