Recortes en todo el sector

15.02.2019 | 04:00

Los grandes bancos españoles (Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Banco Sabadell) cerraron el año 2018 con 678 oficinas y 2.229 empleados menos con respecto al cierre del ejercicio precedente, según los datos de las propias entidades. En concreto, estos bancos recortaron un 4,36% sus oficinas en España entre enero y diciembre del pasado 2018, con lo que pasaron de 17.168 oficinas de forma agregada a 16.463. Bankinter y Banc Sabadell fueron los únicos que mantuvieron sus cifras prácticamente estables. El primero cerró solamente una oficina, mientras que el presidido por Josep Oliu terminó el año con quince sucursales menos.