El Automobile Barcelona crece en marcas y espacio expositivo en su centenario

El Automobile Barcelona crece en marcas y espacio expositivo en su centenario

08.02.2019 | 16:35

Automobile Barcelona, el Salón Internacional del Automóvil que organiza Fira de Barcelona, celebrará su centenario del 11 al 19 de mayo en la capital catalana en una edición que crece en espacio expositivo y en número de marcas.
El certamen ha registrado un aumento de un 25 % de las firmas automovilísticas participantes, que en esta edición serán 37, frente a las 30 del año anterior, lo que supone un "récord de marcas y de superficie", ha destacado el presidente de Automobile Barcelona, Enrique Lacalle, durante la presentación del evento este lunes en Madrid.
Las marcas que han solicitado su participación hasta ahora han sido Abarth, Alfa Romeo, Audi, Bentley, BMW, Ferrari, Fiat, Fiat Professional, Honda, Hyundai, Infiniti, Jaguar, Jeep, Kia, Lamborghini, Land-Rover, Lexus, Maserati, Mazda, Mercedes-Benz, Mini, Mitsubishi, Nissan, Piaggio Profesional, Porche, Renault, Rolls-Royce, Seat, Skoda, Smart, Subaru, Suzuki, Tesla, Toyota, Volkswagen y Volvo.
También se espera el regreso del mito "Hispano-Suiza", ha apuntado Lacalle.
El espacio expositivo de esta 40 edición aumentará con la recuperación de los palacios 2 y Z6 del recinto de Montjuic, dos pabellones donde se mostrarán las novedades de algunas de las marcas y se celebrarán parte de las actividades programadas.
También participarán otras firmas del sector de la automoción dedicadas a servicios, componentes y tecnología.
Automobile Barcelona se estructurará en tres ejes: uno dedicado a las novedades y a la transformación tecnológica y la conectividad, la conducción autónoma, la electrificación, el internet de las cosas y nuevas modalidades de transporte (Motorshow); otro en el que los visitantes podrán experimentar y vivir estas nuevas tecnologías (Connected Street); y un tercero en el que se ofrecerá a los visitantes un recorrido por sus cien años de historia y su "estrecha relación" con la ciudad de Barcelona y con el desarrollo de la industria automovilística en España.
Por ejemplo, Lacalle ha explicado que en el espacio Connected Street los visitantes podrán subir a un vehículo sin conductor y "vivir la experiencia de la conducción autónoma".
Por su parte, el presidente de la patronal de fabricantes Anfac, José Vicente de los Mozos, ha expresado el apoyo de la asociación a la que represente al Salón de Barcelona por ser "escaparate y altavoz" de la industria de la automoción en España.
El salón servirá para mostrar el "fuerte compromiso" del sector del automóvil en la innovación, la conectividad y la digitalización, ha añadido.
Se trata del único de España con el reconocimiento internacional de la OICA (Organisation Internationale des Constructeurs d'Automobiles) y ha sido definido como acontecimiento de "excepcional" interés público en los Presupuestos Generales del Estado de 2018.
Han pasado cien años desde que abrió las puertas el primer Salón del Automóvil de Barcelona en 1919, en el Palacio de las Bellas Artes del Parque de la Ciutadella, donde se expusieron los vehículos de marcas como Hispano Suiza, Talleres Hereter, Elizalde, América y Abadal-Buick, entre otras, han recordado los organizadores.
No fue hasta 1927, con motivo de su sexta edición, cuando el salón se trasladó a Montjuïc, en concreto a los palacios Alfonso XIII y Victoria Eugenia.
Desde entonces el certamen se ha celebrado regularmente en el recinto con la única interrupción de la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial, que provocó que la octava edición del salón se retratase hasta 1966 y se convirtiese en bianual, lo que explica que en 2019 se celebre su 40 edición.