Las negociaciones del ERE

02.02.2019 | 04:00

En el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, aseguró ayer que "se dejarán la piel" para alcanzar un acuerdo con los sindicatos sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que está previsto que afecte a 2.157 trabajadores (más del 7% de la plantilla). "Vamos a hacer todo lo posible e imposible para llegar a un acuerdo con los sindicatos", remarzó Gortázar. Por otro lado, indicó que las negociaciones transcurren por "los cauces propios" de una negociación, pese a que la empresa y los sindicatos presentan posiciones "muy diferentes", y rechazó que se esté contemplando una rebaja de sueldo a los trabajadores. Por su parte, el presidente de CaixaBank, Jordi Gual, enmarcó el actual el ERE dentro el plan estratégico 2019-2021 como un "ejercicio de prudencia" con el objetivo de anticiparse a los acontecimientos futuros y tomar decisiones ahora para estar en una mejor situación en el futuro, que valoró que estará marcado por el cambio digital, un escenario de tipos de interés bajos y un mercado en crecimiento reducido. Para el presidente de CaixaBank hay que repensar la red de oficinas para atender mejor a los clientes con todas las tecnologías disponibles: "Esta es la filosofía", manifestó. "Nuestra trayectoria nos avala. En el pasado hemos llegado a acuerdos y ésta es también la voluntad de ambas partes en esta ocasión", agregó jordi Gual.