BBVA aprueba una nueva estructura y completa su proceso de sucesión

25.12.2018 | 04:00
De izquierda a derecha, Carlos Torres Vila, Francisco González y Onur Genç.

El consejo de administración de BBVA ha aprobado los nombramientos de Carlos Torres Vila como presidente ejecutivo y de Onur Genç como consejero delegado. El consejo ha dado luz verde también a una nueva estructura organizativa que continúa el proceso de transformación de la entidad tras la salida de Francisco González, informaron fuentes del BBVA en un comunicado de prensa. Como reconocimiento de su legado, Francisco González ha sido nombrado presidente de honor de BBVA y de la Fundación BBVA.

Los nuevos cargos serán efectivos previsiblemente antes del 31 de diciembre. El consejo ha aprobado una nueva estructura que tiene como objetivo impulsar la transformación y los negocios de Grupo BBVA. Entre las medidas de la nueva organización, destaca que el presidente ejecutivo será responsable de la dirección y funcionamiento del consejo, de la supervisión de la gestión y representación institucional de la entidad.

Diversas áreas
El consejero delegado, Onur Genç, será responsable de la gestión de los negocios de BBVA. Las áreas que dependerán del consejero delegado son las unidades de negocio de Corporate and Investment Banking, dirigida por Luisa Gómez Bravo, hasta ahora directora global de inversión y gestión de costes de BBVA. Además, los responsables de España, México, Estados Unidos y Turquía también dependerán del consejero delegado. En cuanto a las áreas que dependerán del presidente ejecutivo, serán las relativas a la transformación del grupo, entre las que destacan talento y cultura, ingeniería y organización y data. Además, el presidente será responsable también de las áreas relacionadas con la estrategia, como las de comunicación, estrategia y fusiones y adquisiciones, economía global y relaciones públicas, entre otros departamentos. Las áreas de ámbito legal y del consejo dependerán directamente del presidente ejecutivo.

Se va a reforzar la independencia de determinadas áreas de control, que dependerán directamente del consejo de administración a través de sus comisiones. Por ello, se ha creado el área de supervisión, regulación y cumplimiento normativo que estará dirigida por Eduardo Arbizu, que se encargará de la relación con supervisores y reguladores, desarrollo de la agenda reguladora y la gestión de los riesgos derivados de cuestiones de cumplimiento normativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook