Los 1.424 polígonos catalanes acogen a casi 44 mil empresas

14.12.2018 | 17:09
Vista de un polígono de actividad económica situado en Terrassa.

Catalunya cuenta con un total de 1.424 polígonos de actividad económica que acogen a 43.749 empresas, la gran mayoría dedicados a la industria (el 66%), con la metalurgia, el alimentario, la automoción y la química a la cabeza, aunque cada vez crece más el uso logístico, comercial y de servicios. Esta es la radiografía que ofrece el censo de polígonos de elaborado por el departamento de Empresa con la colaboración de los ayuntamientos, las cuatro diputaciones y algunos consejos comarcales.

Con estos 1.424 polígonos, Catalunya concentra el 24% de las instalaciones de este tipo del Estado, y suma hasta 28.967 hectáreas dedicadas a suelo industrial, lo que supone un índice de dos polígonos por cada 10.000 habitantes. La directora general de Indústria del departamento de Empresa, Matilde Villarroya, destacó en conferencia de empresa que el censo, que se irá actualizando de manera automática, servirá para guiar a las empresas en la toma de decisiones industriales y ayudará también a elaborar políticas que mejoren la competitividad de estas instalaciones. En los polígonos de actividad económica distribuidos por Catalunya (se han localizado algunos más pero sin información agregada) se encuentran instaladas en estos momentos un total de 43.749 empresas y su ocupabilidad media es del 72%. El 70% de estos recintos tienen menos de 20 hectáreas de superficie bruta y un 8,7% supera las 50 hectáreas, mientras que más del 90% permiten el uso industrial, un 54% también están preparados para un uso logístico y el 62% para usos de servicios vinculados. La industria es la actividad predominante en los polígonos, al concentrar el 66%, mientras que el 44% se reparte de manera prácticamente igual entre las actividades logísticas, comerciales y de servicios.

Sector metalúrgico
Dentro de las actividades industriales, destaca el sector metalúrgico y de productos metálicos (20%), el alimentario (14%), la automoción (10%) y el ámbito químico y plástico (10%). Matilde Villarroya aseguró que se está incrementado la actividad logística y de servicios, y afirmó que se está produciendo un uso diferente de los polígonos en paralelo a la implementación de la industria 4.0. Estos nuevos usos requieren de cambios en los polígonos para facilitar la actividad como la posibilidad de una mayor edificabilidad en altura. El estudio sobre los polígonos catalanes ha puesto en evidencia la colaboración creciente entre estos recintos para mejorar los servicios que ofrecen como la recogida de residuos, que ya ofertan el 39%, o la depuración de sus desechos (26%), y la seguridad y vigilancia (9%).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook