El Santander gana un 4% más y avisa sobre ciertos impuestos

03.08.2018 | 17:40
José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander, pasó balance del primer semestre.

El Banco Santander ha ganado 3.752 millones de euros en la primera mitad del año, un 4% más, después de destinar otros trescientos millones a la integración del Banco Popular, y advirtió ayer del impacto que tendría sobre la economía y el empleo la aprobación de ciertos impuestos en España. Sin entrar a valorar si un impuesto a la banca afectaría a los resultados, encarecería el crédito o se trasladaría a los clientes, el consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, pidió reflexionar sobre algunas de las iniciativas que baraja el Gobierno en materia fiscal.

A renglón seguido advirtió de que el propio banco se replanteará su "estructura legal" si el Ejecutivo aprueba nuevos impuestos que supongan una doble imposición a los ingresos que obtengan en el exterior las multinacionales españolas. El "número dos" de Ana Botín no quiso aclarar si con esa afirmación se refería a un cambio de sede del banco, pero aseguró que no le parece "justo" que el grupo tenga que volver a tributar en España por los dividendos de filiales que ya pagan en sus países.

El grupo obtiene en dividendos de sus filiales unos 4.000 millones al año y, a modo de ejemplo, por los beneficios de Brasil ya ha pagado en aquel país más de un 40%. También incidió en que no se debería exigir impuestos sobre rentas no generadas para insistir en que el Banco Santander pierde dinero en España porque mantiene aquí su centro corporativo.

Efectos colaterales
Por eso el banquero pidió que cualquier cambio fiscal se haga pensando en los efectos colaterales que puede tener sobre la economía, el empleo y los "operadores". En su opinión, las prioridades deben ser que en España se siga creando empleo y se fomente el ahorro, ya que su escasez es lo que hace que el problema de las pensiones sea "acuciante". Volviendo a los resultados, si se excluyen los 300 millones en costes por la integración del Banco Popular, Santander ganó 4.052 millones, un 12% más.

De hecho esos costes hacen que el resultado en España se reduzca un 16%, hasta 500 millones, teniendo en cuenta que las pérdidas de la división inmobiliaria se compensan con el negocio de consumo. Aun así, el beneficio ordinario en España aumentó casi un 25 %, hasta 780 millones, y Brasil siguió siendo el principal impulsor de las cuentas con un beneficio de 1.324 millones, un 6% más. En Reino Unido, el beneficio se redujo un 16%, hasta 692 millones de euros; en México ganó 359 millones de euros, un 2,5% más, y en Estados Unidos, 335 millones, un 37,5 % más. En Chile, Santander ganó 308 millones de euros (+4%); en Portugal, 250 millones (+6 ); en Polonia, 156 millones (+9,4 ) y en Argentina, 137 millones (-29%), por la "debilidad del peso".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook