Los accidentes laborales en la comarca descienden por primera vez desde 2014

07.07.2018 | 04:00
Los accidentes bajaron en todos los sectores entre enero y mayo de este año.

Los accidentes laborales en la comarca han recuperado su senda bajista este 2018 después de cuatro años de incrementos consecutivos, que coincidieron con la salida de la crisis en 2014 y el posterior inicio de la recuperación económica. Según del departamento de Treball de la Generalitat, entre enero y mayo de este año (último dato acumulado disponible), se produjeron en el Vallès Occidental 4.485 accidentes con baja. Son 175 menos que en el mismo período de 2017, lo que supone un descenso porcentual del 4%. De hecho, en 2017 ya dio síntomas de desaceleración, cuando al final del año el alza de la siniestralidad creció un moderado 3%.

En los cinco primeros meses de este año no se registró ningún accidente mortal en la comarca, al igual que ya pasó en idéntico periodo de 2017. Por el contrario, los accidentes graves crecieron un 15% en la comarca. En lo que va de año, se han producido un total de treinta percances de este tipo, frente a los veintiséis del año pasado (cuatro menos). La mayoría de accidentes de este tipo se concentraron en el sector servicios, con un total de quince (dos menos que en 2017), seguido por la industria, con ocho (tres más), y la construcción, con siete (tres más). En la agricultura no se registraron accidentes graves (tampoco el año pasado en el citado periodo).

En la comarca se registraron un total de 4.455 accidentes laborales leves entre enero y mayo de 2018, lo que significan 179 menos que en el mismo plazo de 2018, y un descenso porcentual de 4%. Excepto en la agricultura, donde este tipo de percances creció ligeramente (doce este año frente a diez en 2017), en el resto de sector de actividad económica bajaron. Así en la industria se registraron 1.373, lo que supone 35 menos y un descenso porcentual el 2%. En la construcción, por su parte, se produjeron 540 accidentes leves con baja hasta mayo, sólo cuatro menos que hace un año (-1%). En los servicios el balance de los cinco primeros meses de año asciende a 2.672 accidentes. Son 142 menos que en 2017, con lo que el descenso porcentual se sitúa en el cinco por ciento. La siniestralidad laboral en el Vallès Occidental ralentizó su crecimiento al 3% durante 2017, en comparación con el año anterior (9%). Con ello, la tendencia al alza que se recuperó en 2014 (una vez finalizada la etapa más cruenta de la crisis y el inicio de la reactivación económica), continuó aunque en valores más moderados. Detrás quedaron seis años de continuas caídas desde el pico más alto (21.848) que se alcanzó en 2007.

Balance en España
Un total de 52 trabajadores fallecieron en accidente laboral en el primer mes del año, un 23,8% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando la cifra ascendió a 42 personas, según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

De estos fallecimientos, 42 se produjeron durante la jornada de trabajo, 7 más que en enero de 2017, lo que supone un aumento porcentual del 20%. Los 10 accidentes mortales restantes registrados en el primer mes del año fueron 'in itínere' (los que se producen en el trayecto de casa al trabajo y viceversa), un 41,9% más que en 2017, cuando se registraron 7.

En enero se contabilizaron 45.907 accidentes laborales con baja, lo que supone un aumento del 9,5% respecto al número de siniestros del mismo periodo de 2017. Del conjunto de siniestros, 39.523 accidentes se registraron en el lugar de trabajo y 6.384 fueron siniestros 'in itínere'. Los primeros aumentaron un 8,9%, mientras que los segundos se incrementaron un 13,4% respecto al mismo periodo del año pasado.

Los accidentes leves con baja en el puesto de trabajo 39.179 en enero, un 9% más, y los graves alcanzaron los 302, un 9% más. En el caso de los siniestros 'in itínere', se registraron 6.291 accidentes de carácter leve (+13%) y 83 de gravedad (+38,3%). Por actividades económicas, la industria manufacturera registró el mayor número de accidentes con baja en jornada de trabajo, al aglutinar un total de 7.498 siniestros (+16,9%), seguido del comercio mayorista y minorista y reparación de vehículos a motor, con 5.705 accidentes (+6,3%); la construcción, con 4.604 siniestros (+21,8%), y la hostelería, con 3.165 siniestros (+4,2%). Casi todas las actividades incrementaron en enero su número de siniestros respecto al mismo periodo de 2016. Se salvan la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, que recortaron su volumen de accidentes un 4,8%, hasta sumar 3.386 siniestros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas