Mercadona lanza su nuevo proyecto de venta "on line"

23.05.2018 | 04:21
Uno de los nuevos vehículos de reparto exclusivos para la venta "on line" presentados por Mercadona.

La cadena de distribución Mercadona ha lanzado su nuevo servicio de venta por internet, mucho más visual e intuitivo, en una prueba piloto en el centro de la ciudad de Valencia, que irá ampliando de forma progresiva a toda el área de la capital y algunos municipios cercanos y para el que ha desarrollado una nueva web y dos aplicaciones móviles para los sistemas iOS y Android. Los clientes de la cadena de supermercados de Juan Roig que residan en zonas de Valencia que no estén cubiertas por el almacén dedicado en exclusiva a la venta por internet, situado en el polígono industrial Vara de Quart, podrán seguir comprando como hasta ahora por la web clásica de compra por internet, según informó la emprsa en un comunicado.

En función de la evolución del proyecto, la empresa irá extendiendo el servicio a otras zonas de Valencia y en próximos años a nuevas ciudades, aunque Mercadona no ha concretado fechas para esta expansión. Según Mercadona, el objetivo de esta prueba piloto es probar el servicio y "aprender" tanto con el trabajador como con el cliente para ir mejorando este tipo de venta, que mantiene la misma tarifa que el servicio clásico, de 7,21 euros por pedido. El surtido de productos de la nueva web es muy parecido al que hay en las tiendas físicas, y la compañía prevé servir la compra semanal de los clientes, con lo que el pedido mínimo es de 50 euros mediante pago con tarjeta bancaria. La compra será entregada al cliente a partir del día siguiente del pedido, de lunes a sábado de 07:00h a 22:00h y en tramos de una hora.

Recursos humanos
El proyecto cuenta con una plantilla de más de 240 trabajadores formada por ingenieros informáticos, directores de producto, diseñadores, personal de almacén, especialistas de las secciones de frescos, repartidores y atención al cliente. Según la directora general del proyecto, Juana Roig, Mercadona es nueva en el mundo digital y "tenemos mucho que aprender" pero la compañía está "en una buena posición" para abordar la venta por internet en alimentación gracias a su sólida estructura. Mercadona ha invertido 12 millones en el almacén desde donde se distribuirá la compra, de 13.000 metros cuadrados y que facilita la organización de los pedidos al centralizarlos todos en el mismo punto (secos, frescos, refrigerados y congelados). Respecto al transporte, se ha diseñado junto con el proveedor valenciano especialista en carrocerías Subiela, unos vehículos de reparto exclusivos para la venta "on line". Los vehículos tienen en su interior tres zonas de temperatura distintas adaptadas para cada tipo de producto. El vehículo incorpora un sistema de descarga mecanizado que minimiza la manipulación de la carga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook