UGT se posiciona y exige una subida salarial del 3% para el año próximo

12.12.2017 | 08:16
UGT considera que la recuperación económica también se debe trasladar a los salarios.

La UGT de Catalunya ha fijado el aumento salarial de un 3%, potenciar el convenio sectorial y efectuar un registro de la jornada y control horario como principales recomendaciones para la negociación colectiva de 2018. En su jornada anual de acción sindical y negociación colectiva, el sindicato ha justificado estas medidas para luchar contra la precariedad laboral a través de los convenios colectivos

Así, se apostará por el convenio sectorial para combatir "el convenio de empresa que recorta derechos y salarios". Otros de los puntos prioritarios hace referencia a la recuperación del poder adquisitivo frente a los actuales "salarios de miseria". En este sentido, UGT indica que se debe referenciar el aumento salarial medio para el caso de que la inflación del año sea superior a la prevista, e introducir una salario mínimo garantizado de mil euro en los convenios colectivos.

Otras de las medidas que se exigen son el registro de la jornada y el control horarios contra las jornadas extensas y horas extraordinarias no compensadas. Asimismo, se plantea fomentar la contratación a jornada completa para combatir la contratación parcial fraudulenta e involuntaria, así como luchar contra la precariedad que provocan las empresas multiservicios, las falsas cooperativas y los faltos autónomos. Completan el decálogo medidas como instaurar la igualdad de trato y de oportunidades para erradicar la discriminación y la brecha salarial por razón de género, garantizar la prevención de riesgos laborales y cumplir con la popular máxima "trabajar para vivir y no vivir para trabajar".

Nueva página web
Además, el sindicato ha creado una web dirigida a los delegados (www.ugtcatalunya.cat/negociacio) en la que se recogen las directrices para la negociación con empresas y patronales y ejemplos de cláusulas para introducir en los convenios.

Según UGT, los datos disponibles indican que, pese al crecimiento económico de nuestro país, los salarios continúan sin crecer. De 2009 a 2006 el poder adquisitivo salarial (salarios nominales menos la inflación) ha caído en 5,4 puntos porcentuales de media, como resultado de dos dinámicas diferentes: de 2010 a 2013 se produjo una fuerte pérdida de poder de compra porque los salarios nominales cayeron o crecieron muy poco, y la inflación fue muy superior; de 2014 a 2016 los salarios, pese a crecer nominalmente poco (de hecho, prácticamente sólo en 2015), ganaron poder de compra porque la inflación fue negativa Los aumentos salariales de convenio han sido mínimos durante los últimos cinco años (consecuencia, entre otras cosas, del desequilibrio en las relaciones laborales provocado por la reforma laboral de 2012). La subida salarial media de 2013 fue de un 0,53%, en 2014 del 0,50%, en 2015 se registró un 0,71%, y en 2016 -con datos de septiembre de 2017- la subida salarial tras la aplicación de la cláusula se sitúa en el 1,01%. En 2013 el 82,9% de los trabajadores tenía convenios con subidas salariales inferiores al 1%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas