La CE mejora la previsión de crecimiento de España con Catalunya como "riesgo"

10.11.2017 | 04:21

La Comisión Europea (CE) mejoró ayer sus previsiones de crecimiento para España hasta el 3,1% en 2017 y hasta el 2,5% en 2018, pero alertó de que existe el riesgo de que los futuros desarrollos en la crisis de Catalunya tengan un impacto sobre el crecimiento de la economía que todavía no puede calcular. "Existe el riesgo de que desarrollos futuros puedan tener un impacto más bien limitado sobre el crecimiento, pero no podemos anticiparlo en este Estado y no queremos especular sobre una u otra evolución política", dijo el comisario Europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en la presentación de las previsiones macroeconómicas de otoño del Ejecutivo comunitario.

Moscovici explicó que el escenario central que contempla la Comisión no incorpora un "potencial impacto económico importante por los eventos en Catalunya", e incidió en que "hasta ahora las reacciones del mercado han sido muy limitadas".

"Consideramos que un impacto macroeconómico es muy limitado, incluso insignificante, y en adelante le daremos seguimiento", dijo.

En este contexto, la Comisión es más optimista que en sus previsiones de primavera, y ha elevado tres décimas la proyección de crecimiento para este año, al 3,1% del producto interior bruto (PIB), la misma cota que prevé el Gobierno español, y una décima la del próximo, al 2,5%, superior al 2,3% que calcula el Ministerio de Economía.

El Gobierno de España sí pone cifras a la crisis catalana y prevé que reste unos 5.000 millones de euros, entre cuatro y cinco décimas de crecimiento del PIB en 2018, dado que de no haberse producido el contencioso, el alza hubiera sido de entre el 2,7% y 2,8% del PIB, según el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Robustez
En términos generales, la CE prevé que en España el crecimiento "se mantenga robusto" impulsado por el consumo privado y las exportaciones, pero "se reduzca en adelante" por la ralentización de este consumo, aunque admite que podría también darse un impacto positivo por una contribución "más fuerte de los esperado" de las exportaciones.

En cuanto al déficit público, el Ejecutivo espera que se rebaje al 3,1% en 2017, en línea con el objetivo pactado con Bruselas, y al 2,4% en 2018, por encima del objetivo del 2,2%. Así, el panorama es más positivo que en primavera, que fijaba un mayor desvio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook