La mayoría de empresas apuesta por la tarifa plana en autopistas

06.06.2017 | 08:17
Un conductor paga en un peaje situado en una autopista catalana.

La mayoría de empresarios de la demarcación de Terrassa manifiestan que la implantación de la viñeta como alternativa al modelo actual de peajes mejoraría los problemas derivados de la congestión de ciertas vías de alta capacidad y de autopistas, favorece la descongestión y contribuiría de forma positiva al mantenimiento de estas infraestructuras. Este es el resultado de un sondeo de la Cambra de Comerç i Indústria Terrassa entre las empresas de su demarcación territorial que la entidad empresarial ha realizado durante el mes de mayo. La consulta se ejecutó tras el anuncio hecho por el gobierno de la Generalitat el pasado abril sobre su intención de implantar en Catalunya el sistema alternativo de la viñeta mediante una propuesta que será presentada en junio. De ser ésta viable se pondrá en vigor mediante un proyecto de ley que se tramitará el próximo año en el Parlament de Catalunya.

Coincidiendo con el vencimiento de varias concesiones de peajes de las autopistas catalanas entre 2019 y el 2021, el Govern ha propuesto estudiar la introducción de una modalidad de tarifa plana (conocida como viñeta) como alternativa al modelo de peajes actual y cubrir, con un sistema más viable y equitativo, la financiación de las autopistas de pago. El modelo que actualmente está en fase de estudio, inspirado en el vigente en Austria y Suiza, propone un sistema de pago único de tarifa plana que podría costar entre 40 y 110 euros anuales, con una proyección media alrededor de los 70 euros el año para los turismos. Mediante el abono de esta tarifa plana anual el usuario tendría acceso limitado a toda la red viaria catalana. A diferencia del modelo actual de peajes, el gobierno defiende que el nuevo sistema de tarifa plana favorecería la eliminación de agravios, permitiría el levantamiento de las barreras actuales y facilitaría de forma más equitativa y homogénea la financiación

de las vías de alta capacidad y su mantenimiento. Para el departamento de Territori i Sostenibilitat, que prevé implementar el nuevo modelo en el año 2019 una vez venzan las primeras concesiones, se trata de una alternativa que permitiría solucionar el doble "agravio" que sufren muchos usuarios de las vías catalanas que, por un lado, pagan muchos más peajes que los usuarios de las vías del resto del Estado y, por otro, contribuiría a equilibrar las diferencias de costes de peajes entre diferentes comarcas.

Diferentes criterios
El sistema que defiende el gobierno catalán se contrapone con lo propuesto por el Ministerio de Fomento del gobierno español que, con el nombre de euroviñeta, el usuario paga en función del recorrido. El gobierno de la Generalitat apuesta por la creación de un consorcio donde haya representadas todas las administraciones (actualmente el Estado ejerce la titularidad de algunos tramos de vía que pasan por Catalunya) y los operadores públicos y privados. De acuerdo con la propuesta se estudio, la recaudación de los ingresos por la viñeta iría a cargo de este consorcio y se destinarían también a financiar los peajes en la sombra sin hipotecar los presupuestos y permitiría mejorar el transporte público.

De los empresarios de la demarcación de Terrassa que han dado su opinión en la encuesta de la Cambra, un 86,4% se declaran conocedores de la propuesta del Govern para implantar la tarifa planta o viñeta para las autopistas que acaben su concesión.

La mayoría cree que el cambio de modelo contribuiría a favorecer la competitividad de la empresa ya que, además de reducir costes, permitiría universalizar el uso de las vías rápidas y descongestionar las vías secundarias, agilizar el flujo del tráfico y reducir la duración de los desplazamientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




Lo último Lo más leído Lo más votado