La actividad emprendedora catalana se acerca a la UE

01.06.2017 | 08:15

La tasa de actividad emprendedora (Tea) catalana, que mide el porcentaje de la población adulta de entre 18 y 64 años involucrada en un proceso de creación de una empresa, se incrementa en 0,6 puntos en un contexto en el que la de España se reduce medio punto. Así, la Tea catalana es considerablemente superior a la estatal (5,23%) y se sitúa a un punto de la media del resto de países de la Unión Europea con economías basadas en la innovación (8,09%).

La calidad de la emprendeduría catalana y barcelonesa, sin embargo, se extrae también de otros datos del informe Global Enterpeneurship Monitor (Gem) de este año: así, tanto Catalunya como la demarcación de Barcelona presentan un incremento considerable en la tasa de actividad emprendedora entre jóvenes. Con un 9,5% y un 9,1% respectivamente, el emprendimiento entre los jóvenes en el principado se sitúa por encima de la media española (6,2%) y se acerca a la media de los países de la UE con economías basadas en la innovación (9,9%).

Desglosando el proceso emprendedor por antigüedad, destaca el aumento de negocios nuevos (aquellos con entre 3 y 42 meses de antigüedad), tanto en Catalunya como en la demarcación de Barcelona. De este modo, un 4,6% de la población catalana y un 4,8% de la barcelonesa se encuentra implicado en un negocio nuevo. Una cifra que se sitúa por encima de la media europea (3,2%) y española (2,9%).

Antigüedad
Por otra parte, los negocios consolidados en Catalunya también tienden al alza ya que las iniciativas empresariales de más de tres años y medio de antigüedad representan el 10,6% de la población adulta catalana, lo que supone un aumento de seis décimas respecto al año anterior. En este caso, el aumento en Catalunya también contrasta con la bajada de un punto y medio en España que obtiene un 6,2% en negocios consolidados.

Tras el descenso drástico de más de 6 puntos del año pasado en emprendimiento por necesidad -quien emprende lo hace porque no encuentra trabajo por cuenta de los demás- el informe Gem de este año muestra un ligero repunte de este indicador, situando el emprendimiento por necesidad en el 1,76%. A pesar del pequeño incremento, el emprendimiento por oportunidad -quien emprende lo hace porque tiene una idea y sabe cómo materializarla- se estabiliza con un 3,4% lo que permite recuperar los niveles previos a la crisis en relación al perfil motivacional de la creación de empresas y ajustarse a los resultados europeos. De este modo, el emprendimiento por necesidad en Catalunya representa tan solo un 24%, el mismo porcentaje que la media europea y considerablemente inferior al de España (30%).

A diferencia de otros años, los datos positivos para Catalunya y la demarcación de Barcelona no provienen sólo de la actividad emprendedora sino también de la percepción de la situación económica y social del principado. Así, el informe Gem-Catalunya denota un aumento de cuatro puntos en la percepción de oportunidades para emprender en los próximos seis meses. Si hace un año el informe reflejaba que un 26% de la población adulta catalana preveía oportunidades emprendedoras en el país, este año el dato sube hasta el 30%, mostrando así cierta mejora en las condiciones económicas del país. El perfil emprendedor en Catalunya sigue las líneas de otros años, predominando una edad media de 39 años para los emprendedores potenciales y nacientes, y de 40 años para los nuevos. Aparte del considerable aumento del conjunto de emprendedores catalanes jóvenes, también cabe destacar la consolidación de la emprendeduría femenina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook