Empresarios vallesanos se comprometen con la acogida de refugiados

17.05.2017 | 08:13
Sede de la patronal terrassense Cecot.

La patronal terrassense Cecot y el Consell Intersectorial d'Empresaris de Sabadell i Comarca (Ciesc) han elaborado un documento conjunto en el que se comprometen con la acogida de refugiados y que han enviado a los presidentes del Gobierno español, Mariano Rajoy, y de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont.

En el escrito señalan que su obligación es "ponerse a disposición de los estamentos internacionales y de los diferentes gobiernos para buscar una solución", subrayando que el actual enfoque proteccionista no lo hace y sí genera problemas éticos y económicos, según informaron ayer los dos organismos en un comunicado conjunto. En el comunicado difundido ayer por Cecot y el Ciesc, ambas entidades definen como una obligación jurídica y moral la acogida por parte de la Unión Europea (UE) para que "se dignifique a ella misma como una tierra de acogida que provee refugio a la gente perseguida", poniendo el acento que la búsqueda de una vida mejor de estas personas puede beneficiar a las economías.

Posibles soluciones
En este sentido, Cecot y el Ciesc creen que una visión económica de las posibles soluciones es de vital importancia aunque por encima de todo debe prevalecer una responsabilidad ética de los gobernantes más allá de los votos y las batallas políticas diarias. Por eso, exigen la apertura de un debate entre instituciones públicas y la sociedad civil. En este sentido, las dos organizaciones critican la suspensión parcial del espacio Schengen al "atentar directamente contra la libertad de movimiento de las personas y las relaciones económicas entre regiones y pueblos europeos" y sugieren que lo que hoy es visto como un problema por la población se gestione para que signifique una oportunidad tanto para los que necesitan protección como para el conjunto de la sociedad.

Según el "UNHCR s Mid-Year Trends 2015 report", más de sesenta millones de personas de todo el mundo han tenido que desplazarse de sus pueblos y ciudades por razones de género, raza y por crueles conflictos armados, entre otras múltiples causas.

"Esta es una realidad que no cambiará en breve y que hay que encarar de manera efectiva. Hacer frente a esta situación requiere sin duda acciones determinadas en el ámbito de la política exterior y de cooperación, pero exige también una reacción de la Unión Europea y de cada uno de los Estados que la forman para dar respuesta efectiva a las personas que necesitan refugio, de acuerdo con las normas internacionales y europeas que hemos adoptado como propias y que tienen su fundamento en el Convenio sobre el Estatuto de los Refugiados aprobado en Ginebra en 1951, de obligatorio cumplimiento para la Unión y los sus Estados", señalan Cecot y el Ciesc.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook