CCOO y UGT exigen en el Primero de Mayo un pacto salarial y derogar las reformas

30.04.2017 | 04:21
CCOO y UGT exigen en el Primero de Mayo un pacto salarial y derogar las reformas

Los sindicatos CCOO y UGT de Catalunya encaran el próximo 1 de mayo como día para reivindicar que la recuperación económica llegue a todos los trabajadores, ya que consideran que solo ha afectado a los "beneficios empresariales". En este sentido, Enrique Rodríguez, secretario general de este sindicato en el Vallès Occidental y la Catalunya Central, aseguró a Diari de Terrassa que este Primero de Mayo estará centrado en "exigir más empleo estable y mejorar tanto las pensiones como los salarios". Tanto CCOO como UGT comarcales concentrarán sus esfuerzos en la manifestación prevista para el próximo lunes en Barcelona, en la que el Vallès Occidental aporta, año tras año, un importante número de asistentes.

La principal manifestación catalana del Primero de Mayo será como es habitual la de la ciudad de Barcelona, que arrancará a las 11.30 horas de la confluencia entre Ronda Sant Pere y Passeig de Gràcia, y se celebrarán manifestaciones también en Girona, Lleida, Tarragona y Tortosa. "La economía está yendo bien, eso nadie lo discute, sin embargo, la contratación es precaria. En nuestro último congreso, la consigna dada fue salir a la ofensiva para recuperar derechos perdidos. Queremos que la concertación, el diálogo social y la negociación colectiva vuelvan a jugar el papel que jamás debieron perder, ya que son ejes fundamentales para conseguir que las familias puedan llegar a final de mes", dijo Rodríguez, que añadió que si la patronal no quiere que este ejercicio sea conflictivo a nivel laboral debe de dejar de insistir en limitar los aumentos salariales previstos a un mínimo de un 1% y un máximo del 2,5%, cuando los sindicatos exigen que sean del 1,8% al 3%.

La misma canción
"Antes de la crisis, siempre exigieron contención salarial, durante la crisis, también, y ahora les toca ya dejar atrás esta cantinela. Las empresas tiene un nivel de beneficios superior a los niveles del año 2007, con lo que no vale que digan que no es posible subir salarios", añadió Enrique Rodríguez.

A nivel catalan, el secretario general de UGT en Catalunya, Camil Ros, sostuvo, en rueda de prensa, que "la gente trabajadora no ha salido de la crisis", pese a que los resultados macroeconómicos son mejores que los de antes de la crisis. El recién elegido secretario general de CCOO. en Catalunya, Javier Pacheco, señaló que el momento de crecimiento económico "permite hacer cambios", y expresó la necesidad de aumentar los salarios, reforzar los servicios públicos y fomentar la industria.

Ros situó el aumento de los salarios como uno de los objetivos principales y alertó a la patronal de que a los sindicatos se les "está acabando la paciencia", ya que considera que las negociaciones están en una situación indefinida cuando hace unas semanas parecía que podían llegar a un acuerdo, según él. Por ello, afirmó que los sindicatos han

decidido "pasar a la ofensiva sindical para conseguir derogar las reformas laborales y asegurar que la gente tenga un trabajo digno y unos ingresos mínimos", mientras que Pacheco avisó de que si no alcanzan un acuerdo aumentarán la tensión en las mesas de negociación. Además, criticó la partida presupuestaria de la Generalitat para el Pacto Nacional de Industria, ya que asegura que "no es suficiente para poner en práctica una política industrial", y la propuesta del Gobierno de aumentar un 1% el salario de los trabajadores públicos.

A nivel español, CCOO y UGT acudirán a las manifestaciones convocadas el Primero de Mayo con la exigencia a la patronal para que se siente y cierre cuanto antes un pacto salarial para 2017 y al Gobierno para que derogue las dos últimas reformas laborales. Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, pusieron de manifiesto la necesidad de "dar un grito que exija responsabilidades con la situación de corrupción". "No es soportable escuchar cada mañana un nuevo caso de corrupción y ver que no se toman medidas de responsabilidad política ni estructurales y legales para acabar con esta lacra", dejó claro Álvarez. Asimismo, el lider ugetista onsideró que las empresas ya "están ganando dinero" y que hay que "redistribuir esa riqueza". "Necesitamos un plan de choque que apueste por el empleo de calidad", planteó Toxo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas