Quinta edición de Territoris Solidaris

25.02.2017 | 10:22
Miembros de la organización y de las entidades locales Fupar, Oncolliga y President Torres Falguera.

BBVA CX y la Fundació Antigues Caixes Catalanes (Facc) han cerrado la quinta edición del programa Territoris Solidaris que da ayuda económica a proyectos de entidades sociales propuestas por los propios empleados. Este año son 32 las entidades beneficiarias en Cataluña, tres de ellas de Terrassa, elegidas entre los casi noventa proyectos presentados a votación, que recibirán una dotación total de 300.000 euros. Las iniciativas premiadas fueron presentadas en las sedes territoriales del banco en Catalunya, ubicadas en Barcelona y Terrassa. La Fundació President Amat Roumens (Fupar), Oncolliga y la Fundació President Torres Falguera son las entidades egarenses premiadas este año.

La quinta edición de Territoris Solidaris de BBVA CX se puso en marcha con una dotación total de 1,65 millones de euros para el conjunto de España. Para llegar a todos los ámbitos geográficos y atender al mayor número de beneficiarios, todas las provincias en España cuentan con al menos un proyecto seleccionado y cada uno de ellos es premiado con un máximo de 10.000 euros.

Durante la primera fase, los empleados propusieron entidades de su entorno y se convirtieron en padrinos y madrinas de sus proyectos. Posteriormente, en la fase de votación, hicieron campaña para conseguir el mayor número de votos de empleados, prejubilados y jubilados de BBVA CX. Xavier Llinares, director territorial de BBVA, destacó que "la implicación de los empleados se convierte en una de las cualidades más destacadas del programa".

Gracias a ellos, saldrán adelante 176 proyectos en el Estado, entre ellos, los 32 de Catalunya y los citados ubicados en Terrassa. Llinares añadió que "las máximas aspiraciones del programa son proximidad y compromiso", que están presentes desde el primer momento y los empleados las hacen suyas al "vivir la experiencia de formar parte".

Dar continuidad a las ayudas
Por su parte, Jaume Ribera, presidente de la Facc, señaló que la "colaboración de ambas entidades en este programa muestra la voluntad de continuar con las ayudas que las antiguas cajas ofrecían a entidades catalanas a través de las obras sociales". Ribera y Llinares expresaron su reconocimiento público hacia las entidades sociales por la gran labor que llevan a cabo y se mostraron orgullosos de que sus proyectos se hagan realidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook