Las etiquetas de Checkpoint son líderes en innovación

09.12.2016 | 18:14
Sede de la multinacional Checkpoint Systems en Terrassa.

Un estudio realizado por TÜV Rheinland comparó treinta tipos diferentes de etiquetas de radiofrecuencia (RF) fabricadas por la multinacional Checkpoint, con sede española en Terrassa, y por los principales fabricantes y proveedores del mercado, comprobando que el rendimiento de las etiquetas RF de Checkpoint Systems se sitúa claramente por encima de las etiquetas de la competencia.

El rendimiento de las etiquetas antihurto de Checkpoint Systems, proveedor mundial de soluciones para la disponibilidad de la mercancía en el sector retail, se sitúa por encima de los productos de la competencia en la mayoría de parámetros verificados recientemente por TÜV Rheinland, proveedor global de servicios técnicos, de seguridad y certificación.

Según informa la empresa terrassense en un comunicado, el estudio comparó treinta etiquetas de radiofrecuencia de diferentes tamaños producidas por Checkpoint Systems y los principales fabricantes y proveedores del mercado y analizó distintos parámetros para evaluar su calidad. Aunque tradicionalmente la capacidad de detección es el principal aspecto que ha tenido en cuenta el minorista, el estudio también ha comparado otros indicadores clave de rendimiento como la desactivación y la reactivación, que afectan al entorno de la tienda, a la experiencia de compra y, por lo tanto, al retorno de la inversión. Ante la necesidad de proteger un abanico cada vez más amplio de productos, el desarrollo de etiquetas más pequeñas capaces de ofrecer una capacidad de detección similar a la de etiquetas estándar se ha convertido en una prioridad para los minoristas.

El test de TÜV Rheinland revela que las etiquetas 4×4 de Checkpoint son las que presentan un mayor nivel de detección. El estudio también concluye que las etiquetas redondas de 33 mm de Checkpoint ofrecen la misma capacidad de detección que las redondas de 40 mm fabricadas por sus competidores. Las etiquetas de Checkpoint, más pequeñas y potentes, ocupan menos espacio visible en el embalaje del producto, asegurando que la marca no quede escondida y que tampoco se oculte la información relevante para el consumidor.

pagar con agilidad

Un pago rápido y preciso y una desactivación al primer intento son cruciales para reducir al mínimo el número de falsas alarmas en la salida de la tienda y, de esta manera, mejorar la satisfacción del cliente.

Parte de la investigación de TÜV Rheinland se centró en examinar la facilidad con que las etiquetas podían ser desactivadas en la caja de cobro. Al desactivar las etiquetas de radiofrecuencia de forma rápida, los empleados ofrecen una mayor velocidad en el proceso de cobro. En cambio, los errores de desactivación desconciertan a los compradores y limitan la eficiencia de las alarmas, lo que genera un impacto negativo en la inversión realizada para prevenir la pérdida desconocida.

Los resultados de la prueba revelan que el top 5 de las etiquetas más consistentes en cuanto a desactivación está ocupado por Checkpoint, mientras que en el top 10 solo están presentes dos productos de la competencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook