Eroski liquida todo su "stock" de cara al cierre de su hipermercado en febrero

03.12.2016 | 04:23
El hipermercado Eroski del sector Montserrat ha empezado esta semana a aplicar descuentos en la mayoría de sus artículos.

El establecimiento de la enseña Eroski, en el sector Montserrat, cerrará sus puertas el próximo 6 de febrero y, tras un corto periodo de tiempo, reabrirá ya bajo la marca de su nuevo propietario, Carrefour, con lo que esta compañía volverá a tener dos hípers en Terrassa si se cuenta el histórico centro comercial situado en Can Parellada, junto a la autopista C-58. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) autorizó el pasado junio, como informó este diario, la compra por parte de Carrefour de hasta 36 hipermercados Eroski en España por un importe máximo de 205 millones de euros, entre ellos, los de Terrassa y de Sant Cugat del Vallès. En este último caso, el cese de la actividad de Eroski llegará algo más tarde, ya que Carrefour está reconvirtiendo estos centros en grupos de cuatro de forma progresiva. Algo similar ocurrirá con los Eroski de Cornellà de Llobregat y Amposta, los otros dos hípers catalanes incluidos en la operación.

Agotar existencias
El hipermercado Eroski, debido a su cercano cierre, ha iniciado una agresiva campaña de descuentos con el objetivo de agotar las existencias que mantiene en sus almacenes. El recorte de precios oscila, inicialmente, entre el 10% y el 30%, e incluso más, y este porcentaje se irá ampliando en aquellos artículos que tengan menor salida. Las rebajas se pueden encontrar ya en secciones como alimentación, textil, deportes y bazar (como en juguetes, electrodomésticos y bricolaje) y se irá extendiendo a todas las áreas de venta progresivamente. "Empezamos por un descuento determinado y si el producto no se vende, se aumentará. Hay que dejar claro que esta liquidación sólo afecta al "stock" que tenemos en tienda. Si alguien espera a que el precio de un producto baje aún más para comprarlo, se puede encontrar que luego ya se haya agotado", comentó ayer a Diari de Terrassa José Ignacio Serrano, director del Eroski de Montserrat desde hace seis años. En estos primeros días de la campaña, dice Serrano, se están registrando "crecimientos importantes tanto de clientes como de ventas".

La operación de compra incluyó como una de sus condiciones la subrogación de toda la plantilla de Eroski, formada por 170 personas, que pasarán a ser empleados de Carrefour. Serrano comenta que a todos los empleados se les respetará su puesto de trabajo, salario y condiciones, por lo que los trabajadores están "tranquilos, ilusionados y con ganas de abrir esta nueva etapa". La mayoría de empleados procede de Terrassa y también de otras localidades de la comarca, como Sabadell y Rubí principalmente. Algunos llevan casi veinte años en el centro desde que abrió bajo la enseña Continente.

No hay concentración excesiva
Cuando Carrefour anunció la compra de 36 hípers Eroski en España, la operación quedó a expensas del visto bueno de la CNMC, que finalmente llegó en junio, y no apreció municipios donde se haya producido una concentración demasiado elevada de una misma enseña. "Dos hípers Carrefour actualmente tienen cabida en Terrassa porque la superficie de venta en la ciudad ha crecido muchísimo en los últimos años", dicen fuentes conocedoras de la operación. Los dos híper de Carrefour tienen una superficie de venta de 23 mil metros

Esta operación es a nivel local, de alguna manera, una vuelta al pasado. La fusión en 1999 de los gigantes franceses de la distribución Carrefour (matriz de Pryca) y Promodés (matriz de Continente) provocó poco tiempo después la reconversión a la enseña Carrefour del histórico Pryca de Can Parellada, abierto en 1978, y del híper que en el sector Montserrat se inauguró bajo la marca Continente en 1997. Sin embargo, esta doble presencia, que generó las protestas del sector comercial tradicional de la ciudad, se prolongó por escaso tiempo. En septiembre del año 2000, Carrefour fueobligado a desprenderse de uno de sus hipermercados en Terrassa para poder culminar la fusión en España de Pryca y Continente.

El plan de desinversión decretado por el Gobierno español también afectó al Carrefour de Sant Cugat, que abrió sus puertas en 1996. Fue precisamente Eroski, cooperativa de distribución del grupo vasco Mondragón, la que a mediados de 2001 adquirió los Carrefour del sector Montserrat en Terrassa, que reabrió bajo su nueva enseña el 30 de agosto de ese año, y el de Sant Cugat, que lo hizo pocos días después, en el marco de un plan de fuerte expansión en España.

Actualmente, se calcula que en nuestra ciudad, donde el mercado de la distribución ha crecido y se ha diversificado mucho con la entrada de nuevos operadores, existen más 150 mil metros cuadrados de superficie de venta en distribución alimentaria. Eroski seguirá presente en Terrassa con seis supermercados Caprabo, una línea de negocio que está potenciando en los últimos meses, sobre todo a través de franquicias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook