DIARI DE TERRASSA

El 43% de catalanes cree que vivirá con aprietos al jubilarse

16.11.2016 | 04:21
Una pareja de jubilados pasea por un céntrica plaza terrassense.

Un 43% de los catalanes, un 4% más que la media española, cree que cuando se jubilen no podrán vivir sin aprietos. Así se desprende de la IV Encuesta sobre la Jubilación y los Hábitos de Ahorro de los Españoles publicada por el Instituto BBVA de Pensiones. Según este sondeo, un 35% de los catalanes consideran que tienen capacidad de ahorro. Sin embargo, comienzan a ahorrar para su jubilación más tarde que el resto de los españoles, a los 32,1 años.

Esta encuesta, que se realizó entre el 19 de septiembre y el 13 de octubre de 2016, con una muestra de 3.005 entrevistas y un nivel de confianza del 95,5%, pone de relieve la preocupación de la población sobre el futuro de las pensiones públicas. Casi nueve de cada diez españoles (un 86%) manifiestan que les preocupa bastante o mucho el futuro de las pensiones públicas. De hecho, un 43% de los catalanes encuestados cree que cuando se jubile no podrá vivir sin aprietos.

La cantidad mensual media que los catalanes calculan que necesitarán para vivir adecuadamente una vez jubilados asciende a 1.226 euros, lo que se encuentra doscientos euros por encima de la pensión media de jubilación en la actualidad (1.020,8 euros).

Los españoles se consideran poco o nada informados sobre la jubilación. Así lo manifiesta el 71% de los encuestados. Seis de cada diez querrían, de hecho, tener más información sobre el importe de su pensión y de la edad a la que podrán jubilarse.

La edad
Preguntados por la edad de jubilación, a los trabajadores catalanes les gustaría retirarse, en promedio, a los 61,1 años, pero solo uno de cada tres (36%) cree que se podrá jubilar a la edad que desea. Incluso, tres de cada cuatro españoles (73%) querrían decidir libremente su edad de jubilación y que el importe de la pensión se ajustara en consecuencia, es decir, cobrar más cuanto más tarde se jubile.

Tres de cada cuatro españoles (74%) creen que los jubilados perciben menos pensión de lo que cotizaron como trabajadores. Quizás por ello, una amplia mayoría de los encuestados (71%) se manifiesta a favor del establecimiento de una cuenta individual en la que cada persona pueda hacer un seguimiento de las cotizaciones que va acumulando a lo largo de su vida laboral y que la pensión se calcule en función de lo acumulado a la jubilación. Estas cuentas se han adoptado en diversos países europeos. "Las cuentas nocionales forman parte de los sistemas de reparto en los que son los trabajadores en activo quienes financian las pensiones de los jubilados. La diferencia respecto a nuestro país es que a cada trabajador se le reconoce una cuenta virtual, en la que se le van acumulando la suma de las cotizaciones", dice BBVA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook