El paro catalán cae en 51 mil personas hasta el 14,6%

28.10.2016 | 17:14
Ciudadanos ante la oficina de trabajo de la Generalitat (OTG) situada en Terrassa.

El paro bajó en Catalunya en 51.100 personas en el tercer trimestre del año, hasta llegar a los 552.500 parados y situar la tasa de desempleo en el 14,63%, siendo la comunidad en la que más se redujo el desempleo, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Catalunya cuenta a cierre del tercer trimestre con 3,2 millones de personas ocupadas, un 3,64% más que el año anterior, siendo también la comunidad con mayor número de ocupados, por delante de Madrid, con 2,8 millones.

Catalunya suma actualmente 552.500 parados, lo que supone un 16,23% menos que en el mismo período del año anterior.

En el conjunto de España, la tasa de paro disminuyó hasta el 18,91 %, la más baja de los últimos seis años y el número de desempleados bajó durante el tercer trimestre en 253.900 personas, hasta llegar a los 4.320.800 parados, la cifra más baja en siete años.

Por su parte, el empleo se incrementó este trimestre en 226.500 personas, hasta los 18.527.500 ocupados, la mayor cuantía en cinco años, en tanto que la población activa se recortó en 27.300 personas hasta quedar en 22.848.300.

En los últimos doce meses, el empleo creció en 478.800 personas, mientras que el paro se redujo en 530.000. Entre julio y septiembre, el paro disminuyó en todos los sectores, pero en mayor medida en los servicios (102.100 desempleados menos), seguido de la agricultura e industria (11.300) y, más de lejos, por la construcción (4.000). En función del sexo, el paró bajó más entre las mujeres (133.600 menos) que entre los hombres (120.300), de forma que sólo hubo unas 60.000 desempleadas más, si bien la tasa de paro femenina (20,66 %) fue tres puntos superior a la masculina. Por edad, el desempleo se recortó en todos los tramos, y por nacionalidad, la mayor parte del descenso se concentró en los españoles (171.900) frente a los extranjeros (81.900), cuya tasa de paro fue superior (24,78 %).

El número de parados de larga duración (que perdieron su empleo hace más de un año) se redujo en 123.500 personas, así como entre aquellos que buscaban su primera oportunidad. En cuanto a la ocupación, el empleo creció en los servicios (178.700 más), seguidos de la industria (34.200 más) y la construcción (29.900 más), mientras que se redujo en la agricultura (16.300 menos).

El número de autónomos subió en 10.900 personas, mientras que se redujo el de trabajadores independientes y empresarios sin asalariados (en 9.200) y aumentó el de ayudas familiares (en 12.200).

El número de asalariados subió en 216.800 personas, incremento basado exclusivamente en el aumento de los contratados temporales (245.900 personas), ya que el de indefinidos disminuyó en 29.100, lo que hizo subir la tasa de temporalidad un punto, hasta el 26,96%, la cifra más alta desde finales de 2008. El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, comentó ayer los "positivos" datos de empleo y paro y los atribuyó al "intenso y equilibrado" crecimiento, consecuencia de la política económica del Gobierno. "Son datos positivos en términos anuales para eliminar la estacionalidad", dijo De Guindos, quien remarcó que "hay mucha creación de empleo, cerca de medio millón, y una reducción importante del paro".

Tendencia consolidada
La patronal española Ceoe considera que la mejora observada en los datos de ocupación en el tercer trimestre de 2016 puestos de manifiesto por la Encuesta de Población Activa (EPA) "consolida la tendencia de recuperación del mercado laboral".

En opinión de la Ceoe estos resultados muestran que es preciso una estabilidad institucional que genere un clima de confianza y permita seguir ahondando en reformas estructurales que impulsen la actividad económica, mejoren el marco regulatorio e introduzcan una mayor flexibilidad".

Por su parte, los sindicatos CCOO y UGT de Catalunya resaltaron ayer la precariedad y la parcialidad del empleo que se crea en Catalunya.

No obstante, en un comunicado, la UGT catalana alertó de que "Catalunya se aleja de la recuperación sostenible y del cambio de modelo productivo", porque crea "empleo precario en el sector servicios y destruye puestos de trabajo en la industria".

En esta misma línea, CCOO, en otro comunicado de prensa difundido ayer, puso el acento en que la recuperación del mercado de trabajo "es lenta e insuficiente, sobre todo para las mujeres".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas