DIARI DE TERRASSA

Cuando la experiencia realmente es un grado

19.10.2016 | 04:21
Cuando la experiencia realmente es un grado

Demostrar cierta experiencia es un requisito casi indispensable a la hora de optar a un puesto de trabajo en la actualidad, aunque existen mínimas excepciones, es cierto. Con todo, el 75,3% de las ofertas de empleo analizadas en España hace hincapié en la experiencia que se necesita para optar a un empleo - en Catalunya, esta proporción es del 78,1%, aún más alta-. De las ofertas que mencionan la experiencia, el 71,9% hace referencia a la necesidad de que el candidato tenga experiencia previa en el sector o en un puesto de trabajo de características similares al ofertado. El 28,1% restante, aunque habla de experiencia, aclara que no es estrictamente necesaria para acceder al puesto o incluso que no se requiere. 
Esto ocurre, principalmente, por dos motivos: por una parte, se pretende contratar a talentos sin descubrir, es decir, a recién titulados con grandes capacidades y posibilidades de desarrollo profesional. Y, por otra porque cuanto menor es la experiencia del candidato, menor es el salario que percibe.

Estas cifras varían considerablemente de unas autonomías a otras. Andalucía es la que mayor importancia otorga a la experiencia de los candidatos. Tanto es así que el 88,4% de las ofertas publicadas hace referencia a este requisito. Le siguen Aragón, con un 83,3%, Madrid, con un 82,9%, Galicia, con un 81,6%, y País Vasco, con un 80,2%. También por encima de la media nacional, que es del 75,3%, se sitúan Navarra, con un 78,5%, Catalunya, con un 78,1%, Murcia, con un 77,2%, y Asturias, con un 76%.

Diferencias
El resto de autonomías, por tanto, dan un menor protagonismo a la experiencia, al menos así lo reflejan en los requisitos plasmados en sus ofertas de empleo. Entre las que menos tienen en cuenta este aspecto están Baleares, donde sólo un 66,6% hace referencia a este requisito, Extremadura, con un 68,9%, Cantabria, con un 69,8%, y Castilla-La Mancha, con un 70,2%.

Si se tienen en cuenta las ofertas que sí hacen referencia a la experiencia de los candidatos se puede calcular la experiencia media requerida por autonomías. De esta manera, Catalunya se sitúa en lo alto de la tabla, con un promedio de 3,8 años en un puesto similar. Le siguen País Vasco, con una media de 3,5 años, La Rioja, con 3,5 años, Andalucía, con 3,4 años, Murcia, con 3,3 años, y Madrid, con 3,3 años.

En el lado opuesto se sitúan las comunidades autónomas que menos años de experiencia solicitan. Entre ellas, Castilla y León, donde la media resultante es de 2,9 años, Canarias, de 3 años, Galicia, con 3,1 años, al igual que Baleares, Aragón y Asturias.

Si pormenorizamos en la información, podemos ver que el 56% de las ofertas de empleo en Catalunya solicita experiencia superior a los 3 años: Entre 3 y 5 años, un 30,5%, y más de 5 años, un 25,5%. En menor medida, las empresas requieren a profesionales con experiencia de entre 2 y 3 años (en el 16,7% de los casos), de entre 1 y 2 años (6,9%), e inferior a un 1 año (1%). Además, el 19,4% de las ofertas busca candidatos que no tengan experiencia previa en un puesto de trabajo similar.

La experiencia requerida guarda relación directa con la categoría profesional ofertada. Así, a mayor responsabilidad, mayor requerimiento de experiencia. Es decir, se convierte en realidad la máxima de "la experiencia es un grado".

En esta línea, la experiencia media solicitada para los perfiles directivos es de 5,6 años, mientras que para los mandos intermedios es de 4,2 años. Muy por debajo se quedan los técnicos, con un promedio de 2,1 años de experiencia, y los empleados, con 1,2 años, la más baja de todas.

En cambio, la proporción de ofertas de empleo que hace referencia a la experiencia de los candidatos como un requisito para optar al puesto es mucho mayor en el caso de los directivos, donde asciende al 93,2%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook