Cecot critica los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades

04.10.2016 | 04:21
Imagen de un polígono industrial situado en Terrassa.
Imagen de un polígono industrial situado en Terrassa.

La patronal Cecot considera "injusto" el incremento de pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades y considera "incoherente" el discurso de ayuda e impulso a la economía productiva que ha lanzado el Gobierno. La patronal hizo público un comunicado sobre la decisión adoptada en Consejo de Ministros de incrementar del 12 al 23% los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades para las empresas que facturan más de diez millones de euros. "Calificamos la medida de injusta porque obliga a las empresas a pagar a cuenta y por anticipado aún sin saber cómo finalizará su ejercicio, mientras que el Gobierno resuelve el objetivo de déficit de cara a la Unión Europea", asegura el secretario general de Cecot, David Garrofé.

"En la práctica, afirma la patronal, esta medida supone que las empresas financiarán al Estado a un tipo cero, soportando la mayor carga del esfuerzo para la reducción del déficit, un dinero anticipado que no se traducirá en inversión, con el consiguiente impacto en la creación de empleo". El efecto que busca el Gobierno, indica Cecot, será "temporal" porque reducirá la recaudación de próximos ejercicios, que sólo podrá ser compensada con un incremento de la actividad económica "pero que con medidas como esta va a ser difícil promover", concluye Garrofé.

Pimec también se opone
Por su parte, Pimec calificó de "desleal" y de "confiscatorio y desproporcionado" el nuevo impuesto de sociedades. En un comunicado, Pimec considera "desleal" esta medida, ya que pretende mejorar la tesorería de la administración y disfrazar el déficit público, a cargo, entre otras, de más de 5.000 empresas catalanas, la gran mayoría pymes. Para Pimec es una muestra más de la falta de previsión que soportan las pymes y que pone de manifiesto el "desconocimiento y menosprecio" hacia este colectivo.

Esta patronal destaca que este "perjuicio" para las empresas se produce sin margen de maniobra, ya que el primer pago se prevé en menos de 20 días desde su aprobación. Además, aunque se habla de una medida dirigida a las grandes empresas, la patronal recuerda que el umbral fijado supone la afectación de medianas empresas y parte de las consideradas pequeñas, por su estructura de personal y recursos. Para la patronal, un avance tributario del 23% sobre el resultado contable puede ser muy relevante porque las tensiones de tesorería y costes financieros sobrevenidos generan "serias dificultades" a unas empresas que ya operan con "excesivas incertidumbre económicas y políticas". El conseller de Empresa, Jordi Baiget, aseguró que la Generalitat estudiará si es legal que el Gobierno en funciones pueda aplicar el decreto ley que reforma el impuesto de sociedades en el mismo ejercicio en el que se aprueba y afirmó que unas 4.500 empresas afectadas son catalanas.

Rebajar el déficit
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, explicó que la subida de los pagos fraccionados que se pagan a cuenta del Impuesto de Sociedades se mantendrá en vigor hasta que el déficit público se sitúe por debajo del 3% del PIB. La medida aprobada por decreto ley afectará a 9.000 empresas en España, que son las que facturan más de 10 millones de euros y que estarán obligadas a adelantar el 23% de su resultado contable en el año impositivo en curso, según los cálculos del Gobierno. En declaraciones a los medios, Jordi Baiget aseguró que un Gobierno en funciones puede aplicar un decreto ley, pero que la Generalitat estudiará si puede aplicar un decreto ley en materia tributaria "con efectos directos sobre el mismo ejercicio" en el que se aprueba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook