Foment avisa de una ligera desaceleración de la economía

14.09.2016 | 04:20
Imagen de un polígono industrial situado en Terrassa.
Imagen de un polígono industrial situado en Terrassa.

La evolución de la economía internacional (especialmente la europea) en el último trimestre muestra cierta desaceleración a la vez que los niveles de incertidumbre tienden a aumentar con cambios repentinos y destacados en los mercados financieros y el efecto Brexit, en buena parte ya interiorizados por los mercados. En este contexto, en España y Catalunya, el crecimiento en el segundo trimestre mantiene cierto vigor con un 0,8% en tasa intertrimestral, aunque empieza a presentar también síntomas de desaceleración.

La demanda interna, en tasa interanual en el segundo trimestre ha disminuido en 8 décimas, pasando del 3,8% al 3%, y hay que hacer especial hincapié en la inversión, que reduce su tasa progresivamente desde el 6,7% en el tercer trimestre de 2015 hasta el 4,0% en el segundo trimestre.

La situación, en España, sin duda se ve agravada por la ausencia de gobierno. El presidente de la comisión de economía y fiscalidad de Foment, Valentí Pich, y el director de Economía de Foment, Salvador Guillermo, presentaron ayer estos datos, extraídos del último Informe de Coyuntura Económica que ha elaborado Foment con el análisis de los últimos tres meses.

El crecimiento, aunque atenuado, de la economía española se contextualiza en un entorno de desaceleración de las economías vecinas: Alemania, cae al 0,4% (la demanda nacional en -0,2%); Francia e Italia tienen un crecimiento nulo (0%); Reino Unido mejora en el segundo trimestre, pasando del 0,4% al 0,6%, pero los datos post Brexit muestran disminución en el ciclo, que hace que se haya bajado el tipo de interés al 0,25% (del 0,5% de 2009), aunque los datos más recientes de agosto muestran valores positivos. Asimismo, se constata también un menor crecimiento en EE.UU (1,2%) de lo esperado: todo apunta a que se reanude la normalización de la política monetaria de EE.UU y pueda anunciarse una subida de los tipos de interés por parte de la FED. La expansión del PIB en España ha mantenido su ritmo de avance en el segundo trimestre de 2016, fruto del impulso todavía potente de la demanda nacional y de la mejora en la evolución favorable del sector exterior. En Catalunya, durante los primeros meses del año, se ha comenzado a apreciar una ligera moderación del crecimiento del PIB. Además, aunque todavía persisten los denominados vientos de cola, sus efectos positivos, presumiblemente, se irán diluyendo en los trimestres próximos.

"Se produce ya el agotamiento de los impulsos derivados de la disminución del precio del petróleo, de la depreciación del euro, así como de la expansión de la política monetaria europea, e incluso del impulso fiscal que se ha dado en algunos países -como el nuestro- y que ralentizarán en el crecimiento", dice la patronal.

De momento, sigue el avance
De acuerdo con los datos de Contabilidad Nacional, en el segundo trimestre, el PIB español aumentó nuevamente un 0,8% en tasa intertrimestral, igual al crecimiento del trimestre anterior. Respecto al mismo trimestre de 2015, el nivel de actividad económica aumentó un 3,2%, disminuyendo ligeramente. Por su parte, en julio la Generalitat publicó el avance del PIB catalán del segundo trimestre de 2016. El crecimiento intertrimestral del PIB de Catalunya se habría mantenido con un alza del 0,8 %, en tasa intertrimestral en el segundo trimestre de 2016, de igual magnitud que el de la economía española, y con un crecimiento económico interanual que se situaría en el 3,5%, tres décimas superior al español. El crecimiento del PIB en el segundo trimestre vino caracterizado por un alza de la aportación del sector exterior de 2 décimas (frente a la detracción de 4 décimas en el trimestre anterior).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas